Crítica de ‘Capitán América: El soldado de invierno’: Una secuela solvente

Las críticas de Óscar M.: Capitán América: El soldado de invierno
Todo espectador aficionado a las adaptaciones de cómics al cine sabe lo difícil que es realizar una buena y satisfactoria adaptación, pero si, además, es una secuela, la dificultad es aún mayor, puesto que la película carga con el condicionante de la película precedente.
Capitán América: El soldado de invierno llega tras Iron man 3 y Thor: El mundo oscuro y como precuela directa de Avengers: Age of Ultron (ya que Guardianes de la galaxia no tendrá relación directa, aunque sí repercusiones, con el universo conocido), continuando con la historia del personaje principal y siendo un decente puente entre las dos entregas de películas sobre el grupo de Los vengadores.

Es muy complicado que esta película tenga una personalidad propia e independiente, dado que tiene que interconectarse con todas las películas de universo Marvel anteriores y hasta con una serie de televisión (sobre la que, indudablemente, sus acciones tendrán consecuencias). Por lo que ha sido un acierto total continuar con la trama abierta en Capitán América: El primer vengador y siendo consecuente con los acontecimientos de Los vengadores (tanto Iron man 3 como Thor: El mundo oscuro pasaron casi de puntillas por dicho evento), es evidente que se han mantenido a los guionistas de la primera parte.
Si vemos la historia del Capitán América como un gran arco argumental y que esta es su tercera aventura (considerando Los vengadores como secuela directa de la primera película), Capitán América: El soldado de invierno es una secuela muy acertada, con un resultado final bastante solvente y decente, y que deja predispuesta la llegada de la siguiente aventura.
Debido a esta continuidad narrativa, hay que destacar que, al igual que Capitán América: El primer vengador era una película sin final (la escena extra dejaba la trama excesivamente abierta como introducción a Los vengadores), esta secuela puede considerarse sin principio y, de nuevo, sin final (sólo se resuelven un par de líneas argumentales, pero la principal queda en bandeja para Avengers: Age of Ultron).
Y aprovechando que ya no hay que presentar a los personajes, la trama avanza mucho más rápido, se pasa directamente a la acción y el guión se permite profundizar más en los personajes: tanto en el protagonista (que retoma la acertada y desechada idea de Los vengadores de explorar su pasado y cuestionar sus lealtades y valores), como en los secundarios (desarrollando ampliamente a La viuda negra y a Nick Furia).
Realmente podría considerarse que la película tiene tres protagonistas principales, ya que los nombrados secundarios tienen sus subtramas perfectamente desarrollada y hasta escenas en solitario al margen de las aventuras del Capitán, lo cual aporta más “cuerpo” al conjunto.
En relación al villano del subtítulo, es una verdadera lástima que la promoción de la película desvelara conscientemente el origen del enemigo, dado que en la película no se conoce hasta casi el final del argumento y para el espectador que haya visto o leído sobre la película no supone ninguna sorpresa la revelación final.

Sobre el resto de secundarios, es un acierto recuperar al personaje de María Hill (Cobie Smulders siempre es un placer, para la vista y como actriz), la incorporación de The falcon no resulta forzada, la Agente 13 queda un poco a medias (aunque es evidente que su personaje se desarrollará en próximas películas) y el personaje interpretado por Robert Redford es en ocasiones innecesario, a veces cargante (el tópico de la asistenta es algo patético), no molesta, pero tampoco es imprescindible.

En el aspecto técnico, se ha mantenido el estilo narrativo y el aspecto de la primera película, se han mejorado las coreografías de las peleas (ahora son más lentas y se pueden ver mucho mejor los golpes y caídas de los especialistas) y la música se ha desmilitarizado levemente (algo lógico, dado el argumento anterior), así como el traje del protagonista. Los hermanos Russo pueden estar orgullosos de haber mantenido (y ampliado) el espíritu que impuso Joe Johnston en la primera entrega.
Como viene siendo habitual en las producción de Marvel, la película contiene dos escenas extra, una en mitad de los créditos (un adelanto de Avengers: Age of Ultron) y otra cuando terminan los mismos (ampliando la trama que ha quedado abierta para Capitán América 3), por lo que recomiendo no levantarse del asiento hasta el final para no perderse nada.

6 comentarios en «Crítica de ‘Capitán América: El soldado de invierno’: Una secuela solvente»

  • el 23 marzo, 2014 a las 11:20
    Enlace permanente

    leo esta critica y todo me sabe a rutina.

    Lo que trasmite es un simpele y llano "más de lo mismo ni peor, ni mejor. No es horrible pero tampoco salí del cine flipando"

    Desde lueso me decepcionaría que la peli respondiera atales premisas. Espero mucho de ella. Ya diré

    Respuesta
  • el 24 marzo, 2014 a las 11:48
    Enlace permanente

    Obispo, no sales del cine flipando, pero tampoco es aburrida.

    No es ultrapatriótica como Iron man 2, ni aburrida como Iron man 3 y mucho menos soporífera como Hulk.

    Es correcta y coherente. Me ha gustado.

    Respuesta
  • el 24 marzo, 2014 a las 19:50
    Enlace permanente

    Vale. Me quedo con que no comparto ninguna apreciación tuya al respecto de las otras pelis y me quedo más tranquilo.

    Se ve que no es el tipo de cine que te gusta.

    Iron Man 3 me parece un auténtico peiculón, divertida, diferente, espectácular….todo lo que me puedo esperar de una peli de este estilo.

    Hulk de edward norton(si bien la primera vez que la vi la odie) la he vuelto a ver y la verdad es que me moló un montón.

    Iron man 2 es….la peor peli de marvel en esta nueva etapa.

    A mi modo de ver, marvel ha vuelto al cine de superheroes divertido y poco trascendental, a diferencia del abuso que hizo Nolan en las batman y, sobretodo hombre de acero. Que no digo que no me gusten o sean malas(ni muchísimo menos) pero si creo que se toman a si mismas demasiadoen serio

    Respuesta
  • el 24 marzo, 2014 a las 20:05
    Enlace permanente

    Coincido contigo Obispo, y a las pruebas me remito:
    https://www.noescinetodoloquereluce.com/2013/04/critica-de-iron-man-3-robert-downey-jr.html

    'Iron Man 3' divide a la opinión, pero lo cierto es que la saga podría resumirla así: La primera fue excelente, la segunda bajaba algo el listón y, la tercera es más que buena. La sorpresa es grata, pues me conformaba con que no fuera mucho peor, dado que esta era la primera película de Iron Man no dirigida por Jon Favreau. La tercera entrega es divertida, e incluso muy divertida a veces, al menos si consigues entrar en sintonía con el humor de Robert Downey Jr., y nunca se olvida de sus orígenes del cómic. El director sabe cómo aprovechar el éxito de Downey, pues Black deja a su protagonista principal desenmascarado en su mayor parte, junto con Don Cheadle.

    Para mi Marvel lo está haciendo muy bien, y tengo ganas de ver este viernes al Capi en acción, estando seguro a primera sesión ansioso por entrar en la sala…

    Oscar, te vamos a bannear de criticar Marvel, jejeje. Fuera bromas, para gustos hay colores, pero en este caso discrepo con Oscar y coincido con Obispo.

    Respuesta
  • el 25 marzo, 2014 a las 09:04
    Enlace permanente

    Estoy deseando verla pero me da la sensación de que no me va a gustar. ¡Espero equivocarme!

    Respuesta
  • el 27 marzo, 2014 a las 19:14
    Enlace permanente

    La vere pero espero que no sea la ultima, aunque corre el rumor de que van ha cambiar algún actor, ya veremos a mi me gustan las pelis de superheroes

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: