Sitges 2013. Crítica de ‘Mis peores amigos’: Delicia friki

Las críticas de Agustin Olivares: Mis peores amigos. Promedio rojo: El regreso

En 2004, Nicolás López dirigió Promedio rojo, comedia juvenil que se convirtió en todo un fenómeno. Casi una década más tarde, el director recupera a sus protagonistas para saber si la edad les ha hecho madurar un poco. La respuesta está clara: sus criaturas siguen siendo incorregibles.

Nicolás López presentó el año pasado en Sitges su película Aftershock, producida por Eli Roth, que nos planteaba una situación de peligro tras un terremoto. En esta ocasión nos trae algo totalmente alejado de su anterior film, obviando toda seriedad y haciendo de Mis peores amigos un pasatiempo totalmente reivindicable, sobretodo para el publico más friki.

Técnicamente, la película es correcta, sin más, pero funciona perfectamente. Ritmo, montaje, dirección, foto… no hay nada que resaltar, para bien o para mal. Y es que, si ves esta película, lo último que deberías esperarte es un ejercicio de virtuosismo, puesto que la propia historia no invita a ello. Lo que hace que Mis peores amigos sea totalmente disfrutable es su sabor añejo, sus continuas referencias al cine ochentero y noventero, lo absurdo de todas las situaciones y, sobre todo, la simpática y desternillante participación del actor español Javier Aller, que protagoniza una de las partes más divertidas.
El señor de los anillos, Regreso al futuro o Terminator son algunas de las referencias más explícitas de la película, siendo especialmente memorable la aparición del padre de uno de los protagonistas, íntimamente ligado a la saga de Peter Jackson.
En definitiva, Mis peores amigos es una película muy divertida, sin mayor pretensión que entretener y transmitir algunos valores como el valor de la amistad, pero siempre envuelto en un paquetito de ironía, absurdez y mucha mala baba, con un lacito de ternura.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: