Sitges 2013. Crítica de ‘Retornados’: Una buena premisa mal aprovechada

Las críticas de Agustin Olivares: Retornados



Retornados es una película hispano-canadiense, dirigida por Manuel Carballo, que juega al despiste. Parece que vayas a ver una típica película de zombies, pero en realidad te vas a encontrar con una historia de amor. No tengo ningún problema con las historias románticas, más si tenemos en cuenta que la mayoría de las películas te cuentan una historia de amor. No obstante, el film carece del ritmo y del enganche suficiente como para que te importe quien quiere a quien, quien está infectado, quien es el bueno, quien es el malo… pero vayamos por partes.


La humanidad convive con los “Retornados”, gente de apariencia normal que ha sido infectada por un virus devastador. Sólo la inyección diaria de una Proteína evita que se transformen en zombis. Kate trabaja en una unidad de investigación intentando encontrar urgentemente una vacuna definitiva que impida que la epidemia se expanda. Además, oculta una poderosa razón… Y hasta aquí puedo leer. Si os facilito la sinopsis que facilita Filmax, la productora del filme, os fastidio el inicio y el nudo, y eso no es bonito.
En primer lugar, me gustaría resaltar la cualidad más positiva de Retornados: amplía el universo zombie que todos conoces. La premisa es muy interesante: una sociedad en la que, cualquier individuo de tu alrededor, puede ser un zombie en potencia. El entorno se convulsiona, hay movimientos políticos y sociales provocados por la inseguridad que crea la existencia de los retornados. Hay un mundo entero por explotar en Retornados, pero los guionistas se han centrado en una historia muy concreta dentro de este universo, dejando muy de lado el resto de tramas potenciales que podrían haber enriquecido el conjunto. Una elección arriesgada que, en mi opinión, no les ha salido demasiado bien. No obstante, el mérito de crear a los retornados está ahí.
En segundo lugar, la fotografía casi monocromática juega a favor y, al mismo tiempo, en contra. Por un lado, juega a favor porque te mete en un mundo gris, convulso, sin demasiada esperanza. Pero por otro acentúa la monotonía y falta de fuerza del montaje, demasiado pausado. El guión tampoco ayuda a que la película sea más emocionante, desarrollando los acontecimientos demasiado lentamente.
El resto de aspectos de la producción son correctos, aunque sin virtuosismos: banda sonora, efectos, localizaciones, dirección, interpretación… pero pese a su funcionalidad no consiguen enganchar al espectador, demasiado aburrido a los 20 minutos de película como para atender a la pantalla.
En definitiva, Retornados podría haber sido una muy buena película, pero no lo es. Tampoco es mala. Es densa, lenta, pero con puntos a favor que hacen que su visionado pueda llegar a ser agradable.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: