58 SEMINCI. Sección Oficial (corto). ‘Canis’: Hobbes animado

Las críticas de Carlos Cuesta en la 58 Seminci: Canis

Un niño y su padre viven asediados en un poblado hostil y sombrío. Al otro lado de los muros de la casa deambulan violentos perros que esperan la menor oportunidad para atacarlos, incluso se devoran entre ellos sin ninguna contemplación. La familia y su mascota guardiana resisten con los pocos recursos que les quedan y que se van agotando. Un día ocurre un fatal accidente y el hombre cae a la calle y es asesinado por la jauría. Entre las bestias hay una inquietante figura, una mujer salvaje vestida con piel de can.
Es difícil, por no decir imposible, ver este descarnado relato sin hallar en él una referencia a la que seguramente es la frase más sentenciosa de Hobbes (“El hombre es un lobo para el hombre”) o terminar de ver el cortometraje sin pensar que nos habla del cambio brusco de la infancia y la adolescencia a la edad adulta; sin relacionar el sacrificio de su compañero fiel para salvar a la mujer licántropo con el abandono de la inocencia para adentrarse en el mundo salvaje de los adultos.

Marc Riba y Anna Solanas escriben y dirigen esta producción que nos descompone el cuerpo, nos instala en el asedio y nos hace partícipes de la aventura de un muchacho que se tambalea entre la resignación, la aventura del descubrimiento y el agotamiento del discurrir natural de la existencia, en un cortometraje que quizá se antoja demasiado explícito y grotesco.

En Canis queda notablemente reflejado que el ser humano es tanto animal como ser social capaz de los extremos. La producción bebe de los textos de Hobbes, de su sombría y fría concepción de una sociedad un tanto terrible en la que el objetivo de la supervivencia puede terminar por devorar todas las demás motivaciones. 

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: