58 SEMINCI. Encuentro con Jacques Audiard, Espiga de Honor 2013

Ayer, durante la primera jornada de la 58ª edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (SEMINCI), acudimos a un encuentro en el Hotel Olid Meliá con Jacques Audiard, uno de los directores más premiados en la pasada edición del festival de cine de Valladolid con De Óxido y hueso, la que para mi ha sido una de las mejores películas del 2012 como comprobáis en mi ranking anual.
El cineasta acudió junto al guionista de sus dos últimas películas, Thomas Bidegain, con quien mostró cierta disparidad de opiniones, algo curioso teniendo en cuenta que la profesión de cada uno, y el fruto de su unión, siempre ha generado grandes películas.
Javier Angulo, director de la Seminci, fue de nuevo el encargado de abrir este encuentro, aclarando que “Jacques tiene una mirada nada convencional”.

Nada más comenzar se permitieron preguntas, y con relación a una en la que comentaban que tachan su cine de desesperanzador, el director dijo opinar todo lo contrario: “en mis películas se puede ver como se construyen los personajes, lo que es bastante optimista”.
El cineasta comentó que “el cine está mutando, la distribución será cada vez más difícil porque va menos gente a las salas. Todo será distinto”, en relación al mal momento por el que pasa actualmente el mundo del cine, aunque en Francia lo tienen mucho mejor que aquí, con un IVA reducido al 5% en cine, y con mucho más apoyo a este mundo del celuloide.
Audiard reconoció que no tuvo clara su vocación desde un primer momento, ya que en su familiar todos estaban relacionados con el cine y él quería ser diferente. De hecho, “quería hacer estudios literarios y no cine, pero no funcionó. Siempre me dije que haría cine si fracasaba en todo lo demás”.
El director, con pocas películas en su filmografía, tiene muy presente su evolución como director y no olvida la lección que cada película que rueda le enseña, y sobre su forma de rodar declaró: “Si lo que ruedo se parece a lo previsto, comienzo a preocuparme”.
Bidegain, guionista de sus dos últimos largos,  explicó el método de trabajo que suelen seguir y reflejó que lo más complicado es el inicio, pues hay que encontrar una idea para que, como confirmó Audiard, “el tema revele la luz para la forma” que tendrá la película. La forma que sigue para rodar desde la idea hasta el montaje se basa en pensar primero “en la película que queremos y luego en el guion”, dijo Bidegain
58 SEMINCI. Encuentro con Jacques Audiard, Espiga de Honor de este añoEs sorprendente una declaración en la que dijo “no creo que el cine negro francés sea grande. El cine negro no ha encontrado la función sociológica que requería”, matizando que se le hacía extraño criticar películas en las que habría trabajado su padre.
En relación a futuros proyectos, Audiard comentó: “estoy escribiendo un western, otro proyecto y siempre he querido hacer un musical, pero aun no hay nada”. 
Concluyó expresando su felicidad por estar en nuestra ciudad y dijo que “empieza a ser una costumbre venir a Valladolid”, aunque no tiene previsto rodar en España ni con actores españoles, pues “para que una película vaya a algún sitio, debe partir de algún sitio. Me siento muy francés en mi cinefília, y en lo que quiero rodar a mi alrededor”.
El cineasta en todo momento estuvo atento con la prensa, distendido, bromeando con los periodistas presentes (desde aquí citar a Conchita, quien vio cómo el director atendía con detenimiento su pregunta), y cuando concluyó tuvo tiempo incluso para firmarme el Blu-ray de De Óxido y hueso.

Fotos: David Pérez

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: