Este viernes llega a los cines ‘Kanimambo’, reflexión sobre la vida en África

Tres directores, tres viajes, tres miradas… Kanimambo (gracias en lengua Shangana) es el motivo por el que tres cineastas se adentran en Mozambique, un país desconocido pero de gran pureza y autenticidad, en busca de personajes que les permitan crear historias emocionantes. Marcados por el estigma de la guerra civil, la guerra de la independencia, la pobreza y la enfermedad, Kanimambo nos presenta a hombres y mujeres convertidos en héroes de lo cotidiano y cuyo único objetivo es luchar por conseguir una vida mejor. 
La película es una reflexión sobre el contraste y la diferencia de percepción de la vida en África y en occidente, que fue presentada el pasado 2012 en el Festival de Cine Español de Málaga donde obtuvo una Mención Especial del Jurado en el palmarés final.

Kanimambo está compuesta por tres historias independientes conectadas a través de sus personajes protagonistas y los lugares por donde transitan. La primera de las historias, Custodio, dirigida por el ceutí Abdelatif Hwidar, es el relato de Dionisio y Custodio, padre e hijo, dos generaciones con distintas perspectivas del presente y del futuro, dos personajes con su particular conflicto generacional que reflejan  la situación actual de Mozambique y la situación de la que provienen: dos guerras consecutivas, una contra el colonialismo portugués y otra entre las distintas facciones nacionales. La segunda de las historias, Madalena, dirigida por la cineasta catalana Carla Subirana, es un capítulo dedicado a la mujer en sus múltiples facetas, una historia presentada a modo de documental, basada en las fotografías realizadas en un viaje previo a Mozambique, a una mujer llamada Madalena, y en la búsqueda de esta misma mujer en su segundo viaje al país dos años después. Madalena se presenta como una mujer poderosa, como una heroína de lo cotidiano para la que su casa y sus hijos son su único tesoro. La tercera de la historias, Joana, dirigida por el alicantino Adán Aliaga, nos presenta la historia de una joven sordomuda y un músico ciego que a través de su amistad nos muestran las barreras que una persona discapacitada se encuentra en un país como Mozambique.
Luis Miñarro, productor de títulos tan importantes como La Mosquitera (Espiga de Oro a la Mejor Actriz para Emma Suarez, Seminci 2010), Uncle Boonmee recuerda sus vidas pasadas (Palma de Oro de Cannes 2010), El Muerto y ser feliz (Goya 2013 al Mejor Actor Protagonista para José Sacristán) o Medianeras, se une al alicantino Sergio Castellote en esta producción para visitar la antigua colonia portuguesa de Mozambique de la mano de tres cineastas muy distintos pero igualmente marcados por la realidad de este país en  particular y del Africa negra en general.
La película llegará a los cines de toda España este viernes, 9 de agosto, de la mano de Karma Films.

También te puede interesar

Deja un comentario