Michael Haneke gana el Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2013

El director austriaco Michael Haneke ha ganado hoy el Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2013, con lo que se consagra definitivamente, si no lo estaba ya, tras haber logrado este mismo año el Oscar a mejor película de habla no inglesa por Amor.
Desde sus primeras obras, Haneke ha puesto el escalofriante ojo de su cámara en los rincones más oscuros y desasosegantes de la condición humana. En un mundo que banaliza la violencia hasta hacerla pasar inadvertida, Haneke trasciende el poder de la imagen y, armado de la comprensión psicológica de lo que filma, lleva al espectador a un estado de catarsis impredecible. Enfrentarse a una de sus películas es un desafío a la resistencia psicológica y un pasaporte a los mecanismos de la angustia, a la alienación y al vacío moral del mundo contemporáneo.

El jurado ha dicho de él: “Haneke ilumina y disecciona con deslumbrante maestría aspectos sombríos de la existencia como la violencia, la opresión y la enfermedad, que afronta con extraordinaria sobriedad formal a la vez que abre espacios a la persistencia consoladora del amor, la confianza y el compromiso”.
Haneke competía con el bailarín y coreógrafo cubano Carlos Acosta, el artista estadounidense Bruce Nauman, el compositor estonio Arvo Pärt y la artista de performance serbia Marina Abramovic, todos ellos elegidos por los 17 miembros del jurado entre una lista de 33 candidatos que optaban inicialmente a este galardón.
Este galardón va destinado a personas o instituciones que en el campo de la cinematografía, teatro, música, danza, fotografía, escultura, pintura y otras manifestaciones artísticas hayan realizado una “aportación relevante al patrimonio cultural de la humanidad”.
Además, a partir del día 15 de mayo estará disponible en exclusiva en Fnac un nuevo cofre del cineasta editado por Cameo, que contendrá las películas Amor, La cinta blanca, Caché (Escondido) y Funny Games (Juegos Divertidos). Más información aquí.

También te puede interesar

Deja un comentario