Adiós Mufasa, adiós Darth Vader, adiós Roy Batty, hasta nunca Harry

Hoy será enterrado en Barcelona el actor de doblaje, presentador y locutor Constantino Romero, una figura imprescindible para el cine español al que grandes actores como Clint Eastwood, James Earl Jones (Darth Vader) o Arnold Schwarzenneger (Terminator) le deben las voces con las que la mayoría de los españoles hemos conocido a sus personajes. Esta noticia es muy triste obviamente para sus amigos y familiares, pero también para el mundo del arte y para todos los que admirábamos su trabajo.
Crecer es acostumbrarse a que personas que dábamos por seguras el resto de nuestras vidas se van marchando y dejando un hueco que nadie más puede ocupar. El milagro de artes como el cine consiste en permitir que algunas personas dejen un lugar lleno de obras por las que les podamos recordarlos. Para mí crecer también ha sido escuchar de la voz de Constantino Romero: “Mira Simba, toda la tierra que baña la luz es nuestro reino”, cuando sólo era un niño; escuchar a Terminator decir “volveré” o “sayonara baby”, frases míticas que pasaban de boca en boca con la misma rapidez que el fuego por una mecha de pólvora. 

Lo intuíamos, los sospechábamos, pero fue él quien se lo dijo a Luke: “Yo soy tu padre”; fue él quien ayudó a Rutger Hauer a emocionar a los españoles con el impresionante monólogo del replicante Roy Batty cuya conclusión terminó incrustada con acierto en una canción de Los Piratas y que es todo un himno para mí y mis amigos de la infancia: “todos esos momentos se perderán como lágrimas en la lluvia”. El año que se estrenó Blade Runner, curiosamente nací yo.

Cuando hablamos del cine español y de sus actores a veces nos olvidamos de que parte de los personajes que vemos en pantalla son de las estrellas a las que adoramos y en parte también de los profesionales que interpretan su voz. Constantino Romero es ya parte de la Historia del cine con mayúsculas por méritos propios. A mí nadie podrá convencerme de que detrás del casco de Darth Vader no estaba él.

Imagen: Cadena Ser.
Vídeo: Youtube.

También te puede interesar

3 comentarios sobre “Adiós Mufasa, adiós Darth Vader, adiós Roy Batty, hasta nunca Harry

  • el 13 mayo, 2013 a las 6:02 pm
    Permalink

    Creía que no ibais a sacar nada en homenaje a este grande del cine para los españoles. Me alegro que al final saquéis este artículo, porque un blog especializado en cine como éste no podía faltar al homenaje que Constantino se merece. Es una verdadera pena la noticia, me impactó ayer cuando me enteré.

    Como dices, para los que rondamos la treintena, año arriba, año abajo, Constantino Romero nos ha marcado mucho, pues muchas frases famosas del cine de los ochenta la oímos con su voz. Luego vinieron programas de TV en los noventa y demás, pero siempre se le recordará como Terminator o Darth Vader.

    Desconozco si sufría alguna enfermedad. Su último doblaje que yo haya escuchado y que recuerde, a Schwarzenegger en Los Mercenarios 2, me pareció muy muy muy deficiente. Sonaba raro, incluso se me vino a la cabeza que al hombre igual le pasaba algo. Quizás no me desencaminaba mucho… Una pena. DEP

    Respuesta
  • el 13 mayo, 2013 a las 6:55 pm
    Permalink

    Ayer lo pusimos en el twitter y comentamos y enlazamos a muchas curiosidades del gran Romero, pero entre celebraciones físicas del aniversario, y que hoy es fiesta en Valladolid, muchos hemos estado ausentes… aunque no podíasmo dejar pasar la ocasión de despedirnos de un grande.

    Lo que dices del doblaje en Los mercenarios 2 es cierto que a mí me chocó y me dejó algo extrañado, pero lleva tiempo con una enfermedad neurológica, y al final tuvo que dejar la profesión hace cinco meses.

    DEP

    Respuesta
  • el 13 mayo, 2013 a las 10:52 pm
    Permalink

    Poco más que añadir a lo dicho ya… Son tantos personajes míticos a los que dio voz a lo largo de su vida que pase el tiempo que pase su legado permanecerá por siempre vivo en nuestro recuerdo.

    Tenemos tan buenos dobladores en nuestro país que es impresionante lo mucho que podemos llegar a asociar a un actor con una voz, y más si era tan particular como la del gran Constantino. Eastwood finalmente se retiró de la actuación y mejor así, puesto que no se si sentiría la misma empatía hacia él sin escuchar su voz de siempre. No me mal interpretéis, el tito Clint es un actorazo pero reconozco que me costaría bastante, me faltaría algo…

    A día de hoy todavía se me ponen los pelos como escarpias cuando veo y escucho a Mufasa en el rey León… Se ha ido un grande, pero siempre nos quedarán esas películas en las que participó.

    Descanse en paz.

    Respuesta

Deja un comentario