‘La jungla 2: Alerta roja’: Más grande, más espectacular, pero menos emocionante

Las críticas de Óscar M: La jungla 2: Alerta roja

Sólo dos años después del éxito de la primera entrega, Die hard 2 (titulada en España La jungla 2: Alerta roja) llegó a las salas de cine para continuar las aventuras de un John McClane reconciliado con su mujer, aunque continuaba siendo “el hombre equivocado en el lugar equivocado en el momento equivocado” (como le recuerdan durante la película).
Renny Harlin se encargó de dirigir una secuela que también tiene como base un libro, en este caso “58 minutes” (de Walter Wage) fue el origen del guión escrito por Steven E. Souza y Doug Richardson, sin embargo esta nueva adaptación no alcanza el nivel de calidad emotiva de la primera parte.
A pesar de intentar mantener el constante interés del espectador y querer continuar con la esencia de la anterior película (repitiendo situaciones y escenas sin caer en el plagio, aunque haciendo referencia explícita a ella), La jungla 2: Alerta roja queda en su conjunto como una película un tanto vacía de contenido, y, aunque es más espectacular que su predecesora, apenas deja escenas para el recuerdo (tal vez cuando McClane está dentro de un avión rodeado de granadas y su “particular” forma de escapar).
Al igual que en La jungla de cristal, el lugar elegido para desarrollar la acción se convierte en un personaje más de la trama, aunque en este caso el aeropuerto es tan extenso que el espectador no tiene visión de conjunto y se pierde la sensación de claustrofobia que sí se tenía en el edificio Nakatomi, aunque se intenta reproducir esa idea a través del personaje de (la nuevamente destacable e inmejorable) Bonnie Bedelia, atrapada en un avión que no puede aterrizar.
La secuela aprovecha para recuperar (con más o menor metraje) a personajes conocidos de la recién iniciada saga: volvemos a ver a Reginald VelJohnson y a William Atherton, que ayudan a dar consistencia y continuidad a un argumento que es más grande, más espectacular, más explosivo, con más villanos y con un tiempo límite de duración (el combustible del avión de la esposa de McClane).
Pero se echa en falta la presión, la incertidumbre y la angustia que se creaba en el espectador en la primera parte, ahora no hay comunicación al otro lado de la pantalla. Lamentablemente, se ha perdido la esencia y la conexión que hizo destacar a la anterior película sobre todo lo que se había estrenado anteriormente.
Aunque es coherente con su planteamiento, es probable que la repetición de situaciones de la primera parte y su cercanía en el tiempo lastraran el guión: el papel del policía inepto es un calco del de la anterior película y los continuos cambios de bando entre buenos y malos de algunos personajes (llegando a aparecer hasta tres villanos en escena, por no hablar de la innumerable cantidad de mercenarios poco identificables que pululan por la película) consiguen desestabilizar el interés del espectador.
La jungla 2: Alerta roja es sencilla de ver, entretiene, pero emociona menos, y aunque la película tuvo una mayor repercusión que su predecesora y casi dobló en recaudación a la primera, tuvieron que pasar cinco años para que se realizara una nueva secuela.

Podéis conseguir el pack con la saga en DVD o Blu-ray o La jungla 2: Alerta roja por separado aquí, ¡Yippie-ki-yay!.

También te puede interesar

4 comentarios sobre “‘La jungla 2: Alerta roja’: Más grande, más espectacular, pero menos emocionante

  • el 12 febrero, 2013 a las 12:41 pm
    Permalink

    Para ser una de "esas"segundas partes, es simplemente magistral. Cierto que se repiten esquemas, chistes, perfiles….todo, pero siendo éste, uno de esos caso, me parece que el resultado final es muy bueno. Lo mejor de Harlin.

    Respuesta
  • el 15 febrero, 2013 a las 2:16 am
    Permalink

    Muy buena segunda parte, es cierto se pierde claustrofobia, pero a cambio se ve al personaje en otra situación de secuestro y salir airoso y un espacio de accion mas grande( en realidad la saga lo ha incrementado de menos a mas).Aquí mclane ya interactua con secundarios sin necesidad de walkies y hasta utiliza vehículos en la accion como la moto de nieve .

    Respuesta
  • el 16 febrero, 2013 a las 11:38 am
    Permalink

    De acuerdo con El obispo que es de lo mejor de Renny Harlin, no es una mala película, pero baja un poco el nivel de la original.

    Excelente el comentario de Suso, se nota la evolución del personaje, aunque el mismo sufra por ello.

    Menos mal que siempre nos quedará La venganza

    Respuesta
  • el 17 febrero, 2013 a las 12:58 pm
    Permalink

    Como bien dicen por ahí, para ser una segunda parte está bastante bien.
    Para mí, tiene cosas geniales pero no es una película a destacar de McClane…

    Un saludo,
    ~El Club de las Sebaduras~

    Respuesta

Deja un comentario