La Berlinale 2013 se vuelca en la mujer

La 63 edición de la Berlinale ha dado a conocer ya los galardones, y el jurado, presidido por el hongkonés Wong Kar-wai, se ha volcado en la mujer, otorgando el Oso de Oro a la película rumana Pozitia Copilului (Child’s Pose), de Calin Peter Netzer, mientras que la chilena Paulina García triunfó con la Plata a la mejor actriz por Gloria, de Sebastián Lelio.

Curiosamente, ambas películas están se centran en las actrices protagonistas, la rumana Luminitja Gheorghiu en el papel de una manipuladora madre cuyo hijo mata en un accidente a un niño, y por otro lado la chilena García, de 52 años, interpreta a una mujer madura que lucha por encontrar el amor en medio de una sociedad donde todos parecen ignorarla.

“Gracias a Sebastián, por este increíble papel y por haber creído en mi”, dijo la actriz chilena al recibir su estatua de plata por esa producción chileno-española que estaba entre las grandes favoritas, tanto de la crítica como del público.
Pozitia Copilului (Child’s Pose) también se llevó el premio FIPRESCI de la crítica internacional, y nos presenta a una madre que busca de forma casi patológica seguir siendo el eje sobre el que orbite su recién independizado hijo. Cuando un trágico accidente lo mete en apuros, ella intentará tirar de sus redes de influencia para evitar que el joven vaya a la cárcel, y ganárselo de nuevo.
El estadounidense David Gordon Green se ha alzado como mejor director del certamen por la road-movie indie Prince Avalanche
El Oso de Plata al mejor guión ha sido para Pardé (Closed Curtain), del iraní bajo arresto domiciliario Jafar Panahi y Kamboziya Partovi.
El bosnio de etnia romaní Nazif Mujic se ha llevado el Oso de Plata al mejor actor por An Episode in a Life of an Iron Picker, del ganador de un Oscar Danis Tanovic. El director se llevó el Gran Premio del Jurado por esta película interpretada por los personajes reales de la historia que narra, centrada en una mujer embarazada a la que ningún hospital quiere atender, por falta de seguro médico, pese a que lleva un feto muerto en su interior, para desesperación de su esposo, el Mujic de la vida real.
El premio Alfred Bauer fue para el canadiense Denis Coté por el drama sobre dos lesbianas Vic + Flo ont vu an ours, mientras que el australiano Kim Mordaunt se llevó el galardón a la mejor ópera prima por The Rocket, enmarcada en Laos.
El jurado premió asimismo al debutante kazajo Emir Baigazin por Uroki Garmonii (Harmony Lessons), el primer filme de Kazajistán a competición en ese festival, que se llevó la Plata a la mejor contribución artística por sus bella labor de cámara.
Un total de 19 películas han competido en la sección oficial de la Berlinale.

También te puede interesar

Deja un comentario