Sitges, mon amour

Desde el pasado jueves estamos en Sitges disfrutando de los placeres que ofrece este bello pueblo: buena gastronomía, gente amable, playas nudistas, cantidad de homosexuales y mucho, mucho cine. Si alguna vez habéis ido a algún festival (del tipo que sea) sabréis que malcomer y maldormir está a la orden del día, pero sarna con gusto no pica, y gracias a nuestro salvador Méliés no nos importa en absoluto comer de tupper si podemos disfrutar de películas tan grandes como Citadel, The cabin in the Woods o John dies at the end.

Como ya sabeis, la temática de la edición 2012 es el apocalipsis. La organización del festival ha acercado a los asistentes, a modo de exposición, el arma original que empuñó Will Smith en Soy Leyenda; réplicas de los tubos contenedores del virus-T de Resident Evil; fotos temáticas realizadas por la publicación Scifiworld basadas en clásicos del fantástico; etc.

Por otro lado, la oferta de películas es impresionante. Hay muchísimas películas por ver, muchas películas por reseñar, aunque pocas reseñables. Si por algo se ha caracterizado esta edición de Sitges film festival es por defraudar con las películas que más expectativas habían creado para los fanáticos del fantástico, como pueden ser V/H/S, Aftershock o The lords of Salem. No obstante, hay sorpresas muy jugosas que sirven para desquitar el sabor agridulce del despago: las desternillantes Robo-G o New Kids Nitro; el ejercicio de cine desvergonzado de Piraña 3DD (con un David Hasselhoff enorme); o el ejercicio hiper-empático de la ya citada Citadel.


Además de ver películas, el festival de Sitges también ofrece una oferta de actividades muy interesante: presentaciones de libros, ruedas de prensa abiertas al publico, mesas redondas… Sin duda se esmeran para procurar que el cinéfilo/cinéfago/yonkidelcine pueda entrar en contacto con las figuras de primer orden del séptimo arte. Así, los afortunados que han podido asistir hasta ahora han podido charlar con Eli Roth, Pazo Plaza, Elijah Wood, Jaume Balagueró, Leticia DoleraTimo Vourensola, entre otros.


Por nuestra parte, nos estamos esforzando para poder ofreceros un seguimiento de las mejores y las peores películas que se presentan en el festival, entrevistas a los protagonistas y, por supuesto, tostarnos al sol en los escasos minutos de reláx.

Todavia quedan muchos días de festival, muchas personalidades por conocer. Esperamos sobrevivir a la experiencia y poder contárosla con pelos y señales.

También te puede interesar

Un comentario sobre “Sitges, mon amour

  • el 10 octubre, 2012 a las 6:16 am
    Permalink

    Que envidia Agustín!!! Para el próximo año nos vamos un grupo completo del blog para allá. Disfruta y tráenos muchas críticas, jejeje

    Respuesta

Deja un comentario