Sitges 2012 – ‘Dracula 3D’: Terrible

Las críticas de Agustín Olivares: Dracula 3D


Una de las películas que más expectación había creado en el festival de Sitges 2012 era la última película del maestro Dário Argento. Todos los que hayáis seguido la producción de Dracula os acordaréis de aquel horrible tráiler en el que ni siquiera se habían finalizado los efectos digitales. Este hecho hizo que mucha gente empezase a criticar el film antes de ser estrenado, lo cual en ningún caso es justificable. No obstante, una vez se ha podido ver, las críticas están más que justificadas: Dracula 3D es terrible. Vayamos por partes:

Al mito de Drácula poco se puede aportar, y Argento no se complica la vida. Apenas vemos nada nuevo que no hayamos podido ver en cualquier de las tropecientas adaptaciones cinematográficas del personaje. Esto no es demasiado criticable, puesto que sabes a lo que vas: Dracula es Dracula, sin más. No obstante, pese a que la historia es conocida por todos, el guión puede tener elementos novedosos, giros interesantes, personajes profundos… olvidadlo. Todo plano, muy plano.


La música de Claudio Simonetti es un llamamiento a la vergüenza ajena. Tópico, tópico, tópico… Podría ser la banda sonora de una película de la Hammer de los setenta, o quizá de una coña de Asylum: lo mismo da.

La fotografía, terrible, se merece un apartado propio, el cual se podría llamar como “poca vergüenza”. ¿Cómo es posible que a estas alturas el señor Argento permita que los blancos estén quemados? ¿Y esa iluminación tan amateur? ¿Dónde han quedado las atmosferas? Un exceso de iluminación dilapida cualquier posibilidad de atmosfera tétrica. Además, gracias a ella los poco afortunados decorados todavía rezuman más cartonpiedristas de lo habitual.

En cuanto a los efectos especiales… Bueno,  ya sabéis… terribles. De hecho, para aligerar un poco la reseña y poder pasar a otros temas más interesantes, os puedo decir que las interpretaciones también son terribles (el único que se salva es Rutger Hauer), el doblaje es terrible, los efectos visuales son terribles y los cromas son mucho más que terribles, quizá horribles o desastrosos… No se cual sería la palabra exacta.

No obstante, para ser justos, no todo es terrible en Dracula 3D. Los pechos de Miriam Giovanelli y Asia Argento lucen espectaculares.
En definitiva, si os gustan los atentados al mal gusto, Dracula 3D es vuestra película. Pero si lo que queréis es ver una buena película de vampiros mejor decantaros por Crespusculo.

También te puede interesar

3 comentarios sobre “Sitges 2012 – ‘Dracula 3D’: Terrible

  • el 10 octubre, 2012 a las 9:26 pm
    Permalink

    Menuda critica! jajajaja, para recomendar ver antes crepusculo si, realmente tiene que ser terrible!

    Me ha encantado.

    Respuesta
  • el 11 octubre, 2012 a las 5:06 am
    Permalink

    Jajaja, coincido con Uve! Si nos recomiendas Crepúsculo antes que lo nuevo de Darío Argento, es que la película es "terrible", jejeje

    Gracias por esta crítica, dentro de tu sinvivir en Sitges.

    Respuesta
  • el 15 enero, 2013 a las 7:45 pm
    Permalink

    Terrible es tener que estar machacando este film cuando hay otros muchisísimo peores. Tiene su encanto y bastantes escenas dignas o sobresalientes (muy especialmente las de las transformaciones). Que los efectos sean cutres…no son perfectos, pero van muy acorde con el tipo de film…pero a mí por lo menos me entretuvo y es bastante!! Nota: 6

    Respuesta

Deja un comentario