Palmarés de una gran edición del Festival de San Sebastián

Una sorpresa nos llevamos al descubrir que por una vez (y sin que sirva de precedente) ha ganado en la 60 edición del Festival de San Sebastián la favorita, y de esta forma François Ozon se alza con la Concha de Oro y el premio al guion con su comedia Dans la maison (En la casa), dejando hueco para Blancanieves de Pablo Berger.


El Palmarés será lo que quede en los medios, pero en el recuerdo de muchos quedará la gran cantidad de estrellas del cine internacional que han presentado aquí sus películas, además de una sección oficial de gran nivel, lo que hace que este festival cruce cada vez más fronteras y tenga mayor repercusión, tanto a nivel nacional como internacional.

Ahora bien, como aquí repasamos los galardonados en la presente edición del Festival, tenemos que seguir hablando de Dans la maison (En la casa), una película que despierta en el espectador un desasosiego idéntico al que viven sus protagonistas, un maestro y su alumno, interpretados de manera exquisita por Fabrice Luchini y Kristin Scott Thomas, que muestran un juego intelectual de verdades y mentiras que nos manteniene enganchados.
Ozon subió a recoger el máximo galardón y citó que “en períodos de crisis no hay que atacar la cultura, es una mala idea. Así no vamos a resolver la crisis. Esta película es hablar del amor del cine y la necesidad del cine, el mundo también necesita cine español”.
San Sebastián escogió acertadamente para sus proyecciones El artista y la modelo y Blancanieves, dos películas originales y seleccionadas como precandidatas (y finalmente Blancanieves es candidata) para luchar por el Oscar a mejor película de habla no inglesa. Y de ahí han surgido más galardones, pues Fernando Trueba se ha llevado la Concha de Plata al mejor director por El artista y la modelo, su conmovedor retrato en blanco y negro de un anciano escultor obsesionado por crear una obra maestra antes de retirarse. Y en lo que respecta a Blancanieves, en contra de quienes no les gusta el cine mudo y en blanco y negro, ha obtenido el Premio Especial del jurado.
José Sacristán se ha llevado la Concha de Plata a la mejor interpretación masculina, mientras que el premio de interpretación femenina ha caido en manos de Macarena García, compartiendo su premio, pero no con Maribel Verdú, quien estaba en boca de todos para el palmarés por su papel de pérfida madrastra, sino con otra primeriza, Katie Coseni, por Foxfire: Confessions of a Girl Gang, del francés Laurent Cantet.
El kurdo iraní Bahman Ghobadi, que con Rhino Sesion no ha conseguido su tercera Concha de Oro, sí ha recibido un premio a la mejor fotografía, y también por una mención del jurado para The Attack (El atentado) de Ziad Doueiri, coproducida entre Líbano, Egipto, Francia y Bélgica.
Para finalizar, el público ha elegido a The Sessions, de Ben Lewin, y  ha destacado The Angel’s Share, de Ken Loach como mejor producción europea.

También te puede interesar

Deja un comentario