‘Prometheus 3D’: ¿Un buen comienzo?

Las críticas de Manuel M: Prometheus

Después de las interesantes críticas de Oscar y Davicine, grandes aficionados a la Saga Alien, voy a intentar ofreceros un punto de vista distinto: El de una persona que no es, para nada, aficionado a esa saga, que apenas ha visto las películas, y que evita cualquier cosa de terror si tiene ocasión de hacerlo. 

En primer lugar decir, que la película me parece una buena primera parte de la precuela de algo. Los planteamientos religiosos, morales, de búsqueda de los orígenes de la humanidad son bastante interesantes, aunque tiene algún agujero grande en el guión, que no comentaré por aquí, pero que hace que los guionistas  Jon Spaihts, Damon Lindelof, hayan dejado quizás demasiados cabos sueltos. Del segundo me lo esperaba (Perdidos), pero del primero, del que solo había escuchado cosas buenas, no puedo por menos que decepcionarme un poco. 

Originalmente la idea era una precuela que abarcara dos películas, de las que por ahora solo ha salido Prometheus. Su final, muy abierto, permite a Ridley Scott incluso cerrar aquí la precuela, aunque personalmente creo que sería desaprovechar un montón de buenas ideas: El choque entre las ideas religiosas y la realidad científica, la fría lógica de David, embutido en un traje que le hace ser humano sin serlo ( solo por esto,  habría que hacer varias películas ), la idea de los Ingenieros, muy interesante, pero a la vez muy abierta a posibles respuestas que no se nos plantean en la película, o el origen de los alien y sus inevitables asociaciones con la humanidad. Muchos buenos argumentos planteados, pero ninguno desarrollado.

Todo eso son cuestiones interesantes que Prometheus nos plantea, pero que no termina de concretar. Y ese es el problema de esta película. Que podría ser la precuela de Alien, de Predator, de 2001…o de nada. Demasiados planteamientos en poco tiempo, sin aportar pistas siquiera sobre cuál es la intención de los guionistas, o si tienen alguna, lo que nos conduce a una película vacía por exceso de “precuelismo”, valga la redundancia. Aparte de lo que constituye en sí el viaje de exploración, el espectador no va a descubrir nada nuevo. La película deja demasiados cabos abiertos que pueden cerrarse en la siguiente entrega….o en Prometheus 3, o 4, o en un final de temporada en el que se revela que todos están muertos o que todo era un sueño.

Sí, el problema de Prometheus es que, al contrario que Alien, busca no solo mostrarnos el origen de los aliens, sino una serie de preguntas e inquietudes filosóficas que son muy peligrosas. Donde antes la premisa era “matar o morir”, y no había tiempo para reflexionar, aquí se nos quiere dar un enfoque más profundo, más intelectual. Y ahí es cuando mi “fé” tiembla, porque Hollywood hace MUCHO que es incapaz de crear una trama o unos personajes que sirvan para construir una idea moral/filosófica/religiosa.
Por hacer una comparación: Morfeo, en la saga de Matrix, es un buen ejemplo de un creyente, de un profeta que busca a su “mesias”. Eso le convertía en un personaje interesante, con unas motivaciones claras y que se comportaba conforme a ellas. Aquí no es el caso: Su “equivalente”, la dra Shaw (Noomi Rapace), tiene más una especia de fé ciega, inexplicable e ilógica, que no se basa en nada que haya experimentado en profundidad. Del resto de personajes, las motivaciones que los mueven son demasiado básicas. David, el robot, es mucho más complejo, emocional e intelectualmente, que el resto de la tripulacion, Charlize Theron incluída, y eso nos indica lo trabajados que están los mismos. Eso les convierte en “secundario nacido para morir”, lo que automáticamente rebaja el nivel de la película: En las buenas producciones, todos los personajes aportan algo, y con su muerte se le echa en falta. Aquí eso no sucede, y alguna de las muertes es, además, bastante estupida.

Me he extendido bastante en el tema del guión, porque creo que es el más importante de la película. Los efectos especiales, la fotografía, todo es tan bueno como podría esperarse, pero la técnica ha llegado a un punto en que ya no es un plus para ver una película, es como el valor en el soldado, se le presupone: Ha llegado el momento de empezar a contar buenas historias, y eso es donde Prometheus se hunde. Quizás, si Prometeus 2 es una película redonda, podremos entender todos los guiños que tiene la primera, y ver cómo todo cobra sentido. Pero hasta entonces, Prometheus es sólo una película espectacular, con un guión pobre, y cuyo personaje más memorable es un robot.

Que aproveche

También te puede interesar

Deja un comentario