‘Lone illness’ triunfa en el I Festival de cortos en HD de Valladolid “No es largo todo lo que reluce”

Ayer tuvo lugar la gala de clausura del  I Festival de cortos en HD de Valladolid “No es largo todo lo que reluce”, momento algido de este certamen tras tres semanas proyectando los cortometrajes seleccionados entre más de 400 recibidos, que fué presentada por mi, David Pérez Durán, director del Festival, y Alejandro Santos, gerente de Cinebox Vallsur, sede del Festival.
El cortometraje Lone illness, de Virgina Llera, y el corto de animación Friendsheep, de Jaime Maestro, se hicieron con los Premios del Jurado de esta primera edición de “No es largo todo lo que reluce”, que se entregaron ayer en los cines Cinebox Vallsur, de Valladolid. También fueron premiados Error 0036, de Raúl Fernández Rincón, como Mejor Corto Comercial; Sólo sé que no sé nada, de Olatz Arroyo, que se alzó con el Premio del Público. Y el galardón que más afectaba a la cortometrajistas de la ciudad, el Premio ESISV al Mejor Directo Novel de Valladolid, cayó en manos de Sara Losa, por Segunda Luna de Miel.

El jurado del festival estuvo formado por Francisco Hervada Martín, director de cine que ha realizado 7 cortometrajes, y dirigido la película Nada de Nadie; Verónica Mellado, Product Manager B2C en El Norte de Castilla; Jaime Alonso de Linaje Verdugo, Coordinador General de la SEMINCI; Vanessa García, Marketing Manager del centro comercial Vallsur; Elena Marcote, Directora de la Escuela Superior de Imagen y Sonido ACEIMAR; Eduardo Bonilla, Director de Antena, Marketing y Comunicación de Radio Televisión de Castilla y León; y David Pérez Durán, Director del Festival “No es largo todo lo que reluce”. 
La gala de clausura tuvo como “padrino” a Javier Ángulo, director de la Semana Internacional de Cine de Valladolid, quien recogió el Premio del Jurado al Mejor Corto, en representación de Virgina Llera,  directora de Lone illness, y leyó unas palabras que la cineasta mandó al no pudo acudir a la gala, destacando el esfuerzo en esta primera edición del Festival, pues “con las cosas como están, ser emprendedores es la mayor de las proezas”, aprovechando a felicitar a “todos los que han participado en el festival que está lleno de grandes cortometrajes”. Javier Ángulo también dedicó unas palabras propias hacia esta primera edición del Festival, recordando que la SEMINCI apoya todas estas iniciativas que acercan los cortometrajes a todo el público.
La organización del Festival quiso “premiar” a todos los cortometrajes seleccionados, muchos de los cuales habían acudido a la gala, y entregó un diploma acreditativo como Finalista del Festival. Recogieron diplomas Alfonso Arranz, por Guardar silencio; Herminio Cardial, por Noches, ambos finalistas al Premio del Público. Inmaculada de la Calle obtuvo diploma al Mejor director Novel de Valladolid. Aunque también llegaron cortometrajistas de la comunidad, e incluso de la Península, como Luis Vil, por Paranoicos, que recogió el diploma como finalista al Premio del Público, y Sergio Camacho, quien acababa de llegar a la gala desde Palma de Mallorca, y recogió los diplomas como finalista en las categorías de Mejor Cortometraje Animado y Premio del Público por Ella.
Tras las buenas sensaciones vividas en la sala de cine durante estas semanas, y la gala de clausura, que concluyó con una fiesta de despedida en Loop Dinner, el próximo año volveremos a tener una nueva edición del Festival y esperamos contar de nuevo con el apoyo del público de Valladolid, así como de todas las entidades y empresas que han respaldado esta iniciativa.

También te puede interesar

Deja un comentario