‘El gato con botas’: Una amable aventura para todos

Las críticas de Manuel M: El gato con botas

Antes de empezar a hablar de la película, debo decir que ésta es la segunda versión de la crítica. Inicialmente mis primeras impresiones fueron bastante desfavorables, y me sentía bastante proclive a no dejar títere con cabeza. Sin embargo, creo que la primera impresión no ha sido del todo correcta, y no estamos ante una película “mala”. El Gato con botas nace como spin-off de la exitosa saga Shreck, que empezaba a notar síntomas de agotamiento, buscando crear una nueva saga a partir de un personaje con mucho gancho.

La película nos cuenta la historia de Gato antes de conocer a Shreck, y los orígenes del mismo, dentro de la película, en forma de flashback. Narrada como mezcla entre cuento de aventuras y spaguetti western, combina también, al igual que su antecesora, varios cuentos para niños para crear el guión de la película. En este caso el cuento de las judías mágicas ( de los Hermanos Grimm ) con Humpty Dumpty, que es, en realidad, un personaje nacido de un acertijo inglés de la Inglaterra Victoriana, popularizado por Lewis Carroll. También tiene, la película, por cierto, un aire a El Zorro, a lo que ayuda, muy especialmente, el excepcional trabajo de Antonio Banderas, al que se le nota ha disfrutado con ese trabajo. El doblaje de gato está muy conseguido. A mi, personalmente, es lo que más me ha gustado.

La historia gira en torno a la búsqueda de las alubias mágicas y la oca de los huevos de oro. Una leyenda mítica que Humpty Dumpty, el amigo de infancia del Gato con Botas, persiguió durante mucho tiempo. y que ahora, después de haberse distanciado ambos amigos, vuelve a escena: los bandidos Jack y Jill ( una pareja de bribones muy lograda, lástima de su poco protagonismo en la segunda mitad de la película ) las han encontrado, y Humpty tiene un plan para recuperarlos y llegar hasta el castillo de la oca de oro. En el camino, aventuras, amor, traiciones, música y baile, todo ello sazonado con una pizca de humor, y plasmado a lo largo de, apenas, hora y media. Duración, que por otro lado es más que justa, porque el guión peca de demasiado sencillo, correcto, infantil, y carente de la pizca de originalidad y travesura que caracterizaba a Shreck, y que aquí debería haber reverdecido, de manera que apenas da tiempo a aburrirte, en caso de que no te guste la historia.

A nivel técnico la película es buena, sin duda. Se nota la mano de Pixar, y se disfruta de los paisajes y el elevado nivel de detalle de los dibujos, faltaría más. Aunque la he visto en 2D, el 3D merece la pena, de manera que no si os interesa ir a ver la película, pagar un poco más por unos efectos visuales más logrados puede merecer la pena.

El resultado es una película entretenida a ratos,pero que una vez terminas de ver no apetece revisionar, y con la que no te quedas con demasiadas ganas de estar a la espera de la ( inevitable ) secuela. La idea original, bastante buena, queda un tanto empobrecida por un desarrollo no tan brillante como se esperaba, y una cierta previsibilidad que la termina desluciendo.
Que aproveche
P.S. : En relación con esta película tenemos aquí un concurso en activo con merchandising de la película, y el aviso de la salida a la venta de la misma en Bluray y DVD.

También te puede interesar

Deja un comentario