‘Silencio en la Nieve’: 18.000 sospechosos en mitad del Frente Ruso

Las críticas de Manuel M: Silencio en la Nieve

Desde la inclasificable División Azul:Embajadores en el Infierno, ningún director español se había lanzado a rodar una película en la que la aún polémica unidad, fuera la protagonista, especialmente por la fuerte carga ideológica que este tema conlleva.

Para poner en antecedentes a los legos en la materia, la División Azul fue un grupo de voluntarios enviados al Frente del Este, para luchar contra el comunismo, apoyando a Hitler en su gran campaña oriental, que se prolongó durante dos años y sobre la cuál aún se sigue hablando largo y tendido por los historiadores. Mencionar aquí, como “crítica”, que en la película se habla de diciembre de 1943, cuando la división se retiró del frente en octubre de ese año….
Pasando ya de la introducción histórica, Silencio en la Nieve es más una película policiaca que bélica, pero que se caracteriza por desarrollarse en medio del frente más sangriento de la guerra más sangrienta de la historia.
Un hombre ha aparecido muerto, y el ex-inspector de policía Arturo Andrade (Juan Diego Botto), un simple soldado raso, es el encargado de resolver el caso, apoyado por su Sargento, interpretado por Carmelo Gómez. Y a partir de aquí se desarrolla una trama policíaca y de intriga bastante lograda…con una ambientación sencillamente fabulosa, y una producción muy cuidada, excelente. Destaca especialmente la secuencia inicial, que va a poner al espectador rápidamente en situación acerca de dónde se sitúa la película: Un lugar helado, frío, inclemente, donde los hombres se comen hasta los caballos, y donde la muerte acecha a cada paso.
Pero…en todo tiene que haber un pero: Aunque la película correspondería al género del thriller, el interés del director y productor (Gerardo Herrero), por abarcar más cosas que la estrictamente ligada al cine negro, rompen la tensión de la película, que se pierde varias veces en historias y subtramas absolutamente prescindibles: Los momentos románticos del protagonista con una bella rusa, enternecedores, realistas, pero que no aportan nada a la trama, o las disputas hispano-alemanas, un tanto chovinistas, agradables de ver, pero que, tampoco aportan nada a la película…
Eso no quiere decir que sea una película floja: La interpretación de todos y cada uno de los actores implicados ( a los ya mencionados se unen Jordi Aguilar, Victor Clavijo, Sergi Calleja, Francisco Orella, o Adolfo Fernández ) rinden a un altísimo nivel, convirtiendo todas las escenas de diálogo de la película en lo mejor de la misma, como debe ser.
Reseñar, por último, la perfecta ambientación: Las expresiones, cánticos, y nombres citados son todos reales, y en ellos combatió la División Azul. La división entre falangistas (que formaron la tropa) y oficiales profesionales (que formaron casi toda la oficialidad), y que generó algún problema de lucha de poder, también aparece en la película muy bien plasmada. Las armas y equipo que aparecen son también las correctas, y la vestimenta es perfecta. No dejéis de fijaros en que debajo de muchos uniformes alemanes se intuye un cuello azul: Muchos voluntarios, falangistas, iban al combate con la camisa azul, sobre la que se ponían el uniforme alemán. Es un detalle que habla de lo cuidada que está la ambientación.
En definitiva, aunque la película falla en mantener en ciertos momentos la tensión argumental, y tiene varias sub-tramas prescindibles, estamos ante una excelente película española de intriga, con unas interpretaciones que son lo mejor de la película, un argumento correcto ( basado en el libro El tiempo de los emperadores extraños ), y una ambientación magnífica. Merece la pena ir a verla al cine…y aquí es donde los cinéfilos gritan: En una ciudad como Valladolid, solo hay dos salas para ver una producción española, y una de ellas en un cine que cierra en menos de 15 días…¿ Cómo va a poder darse a conocer esta película si apenas se difunde ? ¿ Cómo respetan las propias distribuidoras una obra excelente, bien cuidada, pero a la que no dejan difundirse ? Ahí queda mi reflexión.
Que aproveche

También te puede interesar

4 comentarios sobre “‘Silencio en la Nieve’: 18.000 sospechosos en mitad del Frente Ruso

  • el 2 febrero, 2012 a las 4:31 pm
    Permalink

    El ¿cine? español ha perdido con creces todas las oportunidades que le he dado. Las ha cogido, pisoteado y reducido a cenizas.

    Salvo contadísimas ocasiones, los guiones previsibles, las horrorosas interpretaciones de sus increíbles(no por buenos sino por no creíbles)actores y su toque nacional(no se me ocurre otra manera de llamar a ese aroma pestilente que rodea a todas las producciones patrias) han hecho a lo largo de los años que salvo el día en el que quiera morir lenta y dolorosamente, no vuelva a gastarme un euro en nada que lleve el sello español. Y recomiendo a todo el mundo que haga lo mismo. Sería un obispo feliz si no se estrenara una película española nunca más.

    Respuesta
  • el 2 febrero, 2012 a las 6:52 pm
    Permalink

    Sr. Obispo, veo que le falta la fe !!

    En el caso que nos ocupa, esta película merece la pena. No es la obra más grande jamás rodada, pero es sólida, digna, bien hecha, y, te podrá gustar o no, pero no sales del cine con la sensación de que te han tomado el pelo.

    Respuesta
  • el 2 febrero, 2012 a las 7:44 pm
    Permalink

    Fe toda la que se quiera….pero que no me cueste dinero.

    El cine español sucks! Es una generalización y como en casi todas las generalizaciones se cae el error al afirmar tan tajantemente algo. Pero en el caso del cine español, no.

    Respuesta
  • el 14 marzo, 2012 a las 9:30 pm
    Permalink

    Recomiendo la lectura de la novela, es realmente muy buena

    Respuesta

Deja un comentario