Nos abandona Ben Gazzara a los 81 años de edad

Ben Gazzara nos ha dejado el viernes por la tarde en Manhattan como consecuencia de un cáncer de páncreas

El actor, que tenía 81 años de edad cuando falleció, tenía un curriculum repleto de grandes películas, y aunque nunca recibió un Oscar, recibió cuatro nominaciones a los Emmy y finalmente ganó uno en 2003 por su papel en la serie de la HBO Hysterical Blindness.
Gazzara deja a Hollywood sin uno de sus primeros actores independientes, que saltó a la fama antes de existir el término indie. Trabajador del mundo del cine, el teatro y la televisión, fue su trabajo junto a John Cassavetes el que dejó más huella, especialmente su papel como un esposo frustrado en la película Husbands.
El actor estudió con Lee Strasberg en el Actors Studio de Manhattan, donde se formaron las carreras de estrellas como Marlon Brando y Rod Steige, y como ellos tuvo una presencia visceral.

Casado en tres ocasiones y con dos hijas, Gazzara también un “encuentro” con Audrey Hepburn, con quien trabajó en Bloodline y They all Laughed.
Su salto a la fama lo logró con uno de los más relevantes papeles dramáticos de todos los tiempos, La gata sobre el tejado de cinc, de Tenesse Williams. El actor participó de su debut original en Broadway bajo la dirección de Elia Kazan. Gazzara se ganó pronto el respeto de la industria gracias a películas como Anatomía de un asesinato, de Otto Preminger.
Gazzara fue tratado de cáncer en 1999, pero dijo que su batalla más grande de la salud estaba en contra de la depresión, con presencia de forma intermitente durante décadas. En una aparición en 2005 ante un grupo de profesionales de salud mental, recordó la situación a la que hizo frente 25 años antes durante el rodaje de They All Laughed: “Yo estaba con depresión durante todo el rodaje, y me fue fenomenal en esa película. Y yo no recuerdo haberla hecho”.

También te puede interesar

Un comentario sobre “Nos abandona Ben Gazzara a los 81 años de edad

  • el 5 febrero, 2012 a las 10:22 am
    Permalink

    Brillante en su papel de anatomía de un asesinato. Lo mejor que le recuerdo. Un buen actor, con un gesto peculiar.

    Respuesta

Deja un comentario