Gael García: El cine tiene que hablar sobre la violencia de México

Gael García Bernal dijo en México que es necesario señalar lo que está sucediendo con la violencia en su país a través de películas como Miss Bala, para que no se convierta en parte del andar cotidiano de los mexicanos.
“Tenemos la responsabilidad activa de señalar lo que está sucediendo para que esto no sea una naturalidad, algo común”, dijo el actor en un encuentro con estudiantes de la Universidad Iberoamericana de la capital mexicana para hablar sobre la película de su productora Canana Films.

Respondió así a la pregunta hecha por un alumno que cuestionaba si películas como Miss Bala, que cuenta la historia de una joven que sueña con ser reina de la belleza y se ve atrapada por una red de delincuencia, hacen que los ciudadanos se acostumbren a lo violento.
La ola de violencia desatada por el enfrentamiento entre organizaciones criminales y de éstas con las fuerzas de seguridad en varias regiones del país ha causado 40.000 muertos desde diciembre de 2006.
“Películas así me aterrorizan y me llevan a querer hacer cosas para cambiar”, aseguró el actor y productor, quien defendió el papel del cine para, “a través de un lenguaje visual, hablar de la pesadilla del terror” que vive el país.
Además, la película deja la tarea de reflexionar; “se queda palpitando en la cabeza y eso es importante para encontrar soluciones al problema tan complejo que estamos tratando”, dijo García Bernal.
El director Gerardo Naranjo, también estuvo presente en la charla con los jóvenes y explicó que la historia es su modo particular de rebelarse contra el ataque que siente a diario, contra sus miedos.
“Todos tenemos que hacer algo, cada quien en nuestras trincheras. No es necesario que vayamos a la calle a pelear con los criminales pero hay muchas otras cosas que podemos hacer”, aseguró el cineasta, autor de películas como “Voy a explotar”.
Para contar la historia de Laura Guerrero, Naranjo se inspiró en lo que le sucedió a la reina de belleza de Sinaloa (noroeste de México), que fue detenida junto con su novio acusada de narcotráfico, y que posteriormente fue liberada sin cargos.
Lo más difícil del personaje, cuenta el director, fue pensar a qué se dedicaba para ganarse la vida. “Fue muy complicado pensar en una chica normal, que fuera atractiva y viviera en este mundo hostil y no fuera stripper, prostituta… Las oportunidades de vida para una mujer guapa en ciudades como Juárez están dificilísimas”.
Como anécdota del rodaje y para enfatizar en la alerta en la que está el país, Naranjo contó que hicieron una escena en la calle en la que la protagonista era introducida a la fuerza en un coche y nadie se alarmó.
“Lo hicimos documental, sin avisar, y esperaba que la gente gritara, y nadie nos hizo caso, no hubo reacción. Supongo que unas personas con metralletas son normales aquí”, indicó.
Aunque la historia de Laura Guerrero se localiza en la violenta ciudad de Tijuana (norte), la escena se rodó en Aguascalientes (centro del país), un estado que no es uno de los más violentos.
El actor Diego Luna también participó en el diálogo. Hizo de maestro de ceremonias e invitó a los mexicanos a acudir a los cines el próximo viernes, fecha en la que se estrena la película. “Invito a que todos tomen con nosotros ese grito, esa alerta contra la violencia”, dijo.
Miss Bala ya fue exhibida en la pasada edición del festival de Cannes, participará en los festivales de Nueva York y Toronto y competirá en la sección Horizontes Latinos del Festival de Cine de San Sebastián.

También te puede interesar

Deja un comentario