Festival de Venecia: Cine de espías al más alto nivel

Antes de hablar de la película estrella de hoy, comentaros la versión, presentada ayer, de la novela de Cumbres Borrascosas. Estamos ante una de las obras literarias más trasladadas al cine, no menos de 300 películas la han empleado como base argumental, y ahora, la directora británica Andrea Arnold ha decidido unirse al grupo, creando un espectáculo provocador, sobrio argumentalmente, y fiándose más en la expresividad de los actores que en lo que dicen. El resultado peca de algo irregular, con momentos confusos, pero logra su objetivo de dar su personal imagen del libro, ofreciendo algo parecido, pero a la vez, distinto. Son dos horas de pasión, de la mano de los actores Kaya Scodelario, Nichola Burley, Steve Evets y Oliver Bilburn. Por cierto, que si alguno se pregunta cual es el ‘original’ título que le ha otorgado la directora británica a su película, sí, ese: Cumbres Borrascosas.

Prestad atención a los actores de la imagen. Son los protagonistas de la película que por el momento ha hecho aparecer en los medios de comunicación la palabra Oscar.

Se trata sin duda de la película más interesante que nos ha ofrecido Venecia estos días: El Topo, una adaptación de la novela del mismo nombre de John LeCarré, dirigido por Tomas Alfredson, y protagonizada por Colin Firth, Gary Oldman (que interpreta al protagonista, el espía John Smiley), John Hurt, Tom Hardy, Benedict Cumberbach y Mark Strong. Se trata de una obra con una realización muy cuidada, pausada, que enfrenta a un hombre constantemente con sus ideales, y muy bien ambientada en un periodo histórico que ya terminó, pero del que todavía conservamos muchos recuerdos. La crítica habla maravillas de ella, y cuando apenas se ha proyectado aún en Venecia y apenas en los circuitos comerciales, ya ha hecho suficiente ruido como para que se la comience a tener por oscarizable. Habrá que estar muy al tanto de su estreno es España.

También te puede interesar

Deja un comentario