Entrevista con el director y protagonista principal de ‘Soy El número Cuatro’

Con motivo del lanzamiento al mercado doméstico en DVD y Blu-Ray de Soy el Número 4 os ofrecemos una entrevista al director y al actor principal de dicho largometraje, D.J. Caruso y Alex Pettyfer. La película es una adaptación para el cine del libro de Pittacus Lore, con guión de Alfred Gough & Miles Millar y Marti Noxon.

Soy el Número Cuatro es un thriller de suspense sobre un joven extraordinario llamado John Smith (Alex Pettyfer), un fugitivo que huye de los implacables enemigos enviados para destruirle. Se ve obligado a cambiar su identidad y a mudarse de ciudad con su guardián Henri (Timothy Olyphant), así que John siempre es el chico nuevo sin vínculos con su pasado. Por fin, John logra convertir a la pequeña ciudad de Ohio en su hogar. Allí vivirá acontecimientos que cambiarán su vida para siempre. Conocerá a su primer amor (Dianna Agron), descubrirá sus nuevos poderes y entrará en contacto con los que comparten su increíble destino.

A continuación os dejamos con el contenido de la entrevista.

¿Es cierto que inicialmente no estaba muy entusiasmado de interpretar en ésta película el papel principal de John Smith?
(A.P.) Al principio no estaba dispuesto de aceptar ese trabajo porque temía defraudar a D.J. y me distancié de ese proyecto, pero luego me di cuenta que todo actor busca un reto y que desperdiciaría una ocasión única si no lo hacia. Di media vuelta y dije “Lo hago”.

¿Cómo ve a John Smith?
(A.P.) Es un héroe a regañadientes. John es muy vulnerable y ve que tiene un camino difícil por delante. Eso es lo que atrae de el, siempre está intentando encontrar su identidad. Cuando hablé con D.J. sobre la identidad de John, todo empezó a tener sentido.

¿Cual fue el mayor desafío para usted?
(A.P.) Una vez aclarado todo con D.J. de quien es John, el aspecto físico del papel fue el desafío más grande. Entrenamos muchísimo antes de comenzar con el rodaje, ensayábamos las escenas peligrosas y fue una experiencia que nos llevaba hasta el límite de nuestros nervios. La acción requiere mucho talento el cual no poseía antes de comenzar el rodaje, pero el equipo para dobles me ayudó mucho. Me dieron una confianza y me inculcaron algo que me ayudó a saltar desde un acantilado a veinte metros de altura y de ir hacia atrás.

D.J., tiene una habilidad para trabajar con actores nuevos y emergentes como Shia La Beouf que luego se convierten en grandes estrellas. ¿Ve el mismo futuro para Alex?
(D.J.C.) Sí, eso espero. Cuando trabajé con Shia éste acababa de cumplir los 19 y Alex tenía 19 cuando nos conocimos. Soy como “El padrino” (se ríe). Preparo a esos chavales para el mundo y luego los dejo marchar.

Alex, ¿ves algún parecido de John en ti?
(A.P.) Es obvio que John no encaja con los demás, proviene de un planeta distinto y creo que todos de alguna u otra manera nos sentimos extraños o que no encajamos con los demás. Creo que todos nos hemos encontrado en la situación donde sentimos que estamos solos y diferentes. El mensaje de la película es, quien seas o llegues a ser no es el tipo de persona que piensas convertirte.

D.J. ¿que hiciste para encontrar actrices para los dos papeles femeninos principales?
(D.J.C.) Sabía que Sarah y Número Seis eran personajes muy distintos por lo que era todo un reto. Me llevó bastante tiempo encontrar a Sarah. Menos mal que Dianna pudo ausentarse de Glee (la serie de televisión), vino un sábado e hizo una audición. Habíamos realizado pruebas a otras aspirantes pero tras ese día llamé a Alex y le dije “La hemos encontrado, es ella”. Cuando Dianna vino y leyó el papel de Sarah, tenía una dignidad y gracia y la inteligencia para hacer que el personaje fuera creíble ya que Sarah es un personaje que no encaja con los demás, todo un reto a la hora de interpretarlo. Creo que si alguien sale del grupo popular, esa persona puede ser criticada o tratada como indeseable pero ella dominó el papel con tal inteligencia que la distingue de los demás por una buena razón. Teresa simplemente entró en el cuarto y a las tres palabras leídas sabíamos que había clavado el personaje a la perfección. Además, la manera de andar como Número Seis era genial.

¿Había química entre Alex y Dianna al principio?
(D.J.C.) La química entre los dos era perfecta. Mi trabajo es juntar los actores en una gran cena antes de comenzar y los animo a que se vayan conociendo puesto que vamos a pasar mucho tiempo juntos. Así que Alex, Dianna, Teresa y los demás se aseguraron de hacerlo. Así que cuando apunté por primera vez con la cámara a Dianna y Alex para empezar a rodar, era magia pura.

Alex, ¿como conseguisteis Dianna y tu esa química entre los dos?
(A.P.) Sólo es interpretación. Creo que he hecho mi trabajo, que estará bien. Creo que Dianna tiene una calidad de actuación propia de la vieja escuela. Me lo pasé genial trabajando con ella, es fantástica. Y Teresa es una joven bola de energía. Trabajar con todos ha sido fantástico, todos encajamos y funcionó bien.

D.J., ¿puede decirnos algo acerca del camino de John Smith?
(D.J.C.) Creo que es la historia de ese chico privado de sus derechos que se muda de un lado a otro y que finalmente encuentra un sitio que le gusta y decide quedarse. No quiere seguir huyendo. A esa edad quien crees ser y llegarás a ser son dos personas totalmente distintas. Además, John tiene que tomar la decisión de abandonar la ciudad para proteger a aquellos que ama y acepta su destino. Jon empieza a ver el mundo fuera de si mismo y entiende que hay algo mucho más grande.

Hay muchos efectos. ¿Eso implicó mucho trabajo sobre fondo verde para Usted, Alex?
(A.P.) No era tanto el trabajo que implicara el uso de fondo verde. D.J. creó situaciones en el set de rodaje donde todo es práctico y ocurre de verdad. O sea que realmente corro por un pasillo perseguido por el Piken (criatura de 3.500 libras de peso). Sólo había un día de uso de fondo verde durante todo el rodaje.

D.J., ¿los efectos fueron un reto para Usted?
(D.J.C.) Sí, fueron un auténtico reto. No había hecho mucho con efectos especiales por ordenador hasta ahora. Tuvimos un avión generado por ordenador en “La conspiración del pánico”, pero ésta película incorpora personajes animados por ordenador, actores, efectos visuales y teníamos que crear las criaturas. Trabajar con ILM (Industrial Light & Magic) fue un sueño hecho realidad ya que como director piensas que un día trabajaras con Steven Spielberg y trabajar con ILM fue increíble. Ha sido genial ver la potencia y creatividad que posee, mucho más grande que cualquier otra empresa de efectos con la que había trabajado anteriormente. Mostraron ser un gran aliado.

¿Cuanta colaboración hubo con Michael Bay?
(D.J.C.) Michael nos ayudó mucho, sobre todo en la postproducción. Cuando tenía alguna duda sobre los efectos visuales, él estaba ahí para recomendarme que podría mejorar una escena en particular. Siempre estoy aprendiendo, tienes que seguir aprendiendo o si no te aburrirás.

Alex, creo que anteriormente has trabajado como modelo. ¿Fue interesante?
(A.P.) Tuve un trabajo como modelo para Burberry y fue una gran experiencia, me divertí mucho. La vida son las distintas experiencias que tienes y eso fue definitivamente algo nuevo para mi y que volvería a repetir si se presenta la ocasión. Pero soy un actor y no un modelo.

¿Como te sienta la fama y el éxito logrado?
(A.P.) Creo que lo que importa es centrarse en el trabajo que uno tiene y en las decisiones que se toman en la vida. No ignoro lo que está pasando alrededor mío, pero he de ser agradecido. Creo que soy un hombre muy afortunado ante una gran situación y que me lo tomo con calma, poco a poco.

También te puede interesar

Deja un comentario