El hijo de Oliver Stone dirige la terrorífica ‘Graystone’

Cuando Duncan Jones, hijo de David Bowie, anunció que iba a dirigir una película, muchos pusieron el grito en el cielo al pensar que gracias a su padre había conseguido un privilegio que sólo unos pocos consiguen, y que no se merecía. Tras ver el resultado de Moon, y comprobar el gran trabajo que había hecho, y el gran director que se ocultaba tras ese apellido, comenzaron a confiar todos en él, dandole nuevas oportunidades.
Parece que Jones ha abierto el camino para que dejemos de dudar en los “hijos de” (y no penseis mal), y por ese motivo damos nuestro granito de confianza a Graystone, debut en la dirección de Sean Stone, hijo de Oliver Stone.
Hasta el momento, Sean ha dirigido cortometrajes y algunos documentales, pero este es el primer largometraje de Sean, y ha contado con un cameo de su propio padre. El reparto lo completan Sean, Alexander Wraith, Antonella Lentini y Kaila York.

El debutante todavía cree que se puede seguir usando la formula de “Chicos, vamos a entrar en un edificio espeluznante”, y tendremos que ir al cine para comprobar si no está demasiado visto el género.
Graystone nos traslada a octubre de 2009, cuando un trío de amigos directores de cine entran en Graystone, un asilo abandonado, para explorar si creen o no en lo sobrenatural. Pero la leyenda dice que cualquiera que se aventure en el hospital perderá el juicio. El trío de jóvenes  ahora tendrá que sufrir las consecuencias de su viaje a un reino misterioso de pacientes huidos, fantasmas y demoníacas “sombras”. Como siempre, la película pretende ser real.
Por el momento Graystone está buscando distribución e intentaran venderla en el American Film Market en noviembre.

También te puede interesar

Deja un comentario