‘Paradox Soldiers 2’: Cine bélico ruso actual

Las críticas de Manuel M:
Paradox Soldiers 2 / We are from the future 2
Sobre el cine bélico de la Segunda Guerra Mundial mucho se ha dicho y escrito en Europa Occidental, lo que ha permitido que no pudiéramos conocer la versión rusa de un acontecimiento que para el país fue traumático. No en vano fue la nación más castigada de la S.G.M., con 20 millones de muertos. Afortunadamente eso está cambiando, y cada vez hay más producciones bélicas rusas que llegan hasta nosotros. Aunque hay muchas, y de mucha calidad, voy a presentaros esta, que es muy discreta por una serie de motivos: En primer lugar, por motivos completamente freaks. Se trataría del equivalente de El final de la cuenta atrás, pero en versión rusa. Y en este caso, si no me equivoco, es la secuela, es decir, El final de la cuenta atrás 2. Increíble, sin duda. 

En segundo lugar porque, aunque es una producción muy modesta, muestra una serie de detalles políticos e históricos complejos que generalmente se suelen ignorar en este tipo de producciones. En concreto, estamos hablando de las luchas intestinas dentro de la U.R.S.S. al ser invadida por los alemanes. Rusia era la república dominante, ciertamente, pero letones, lituanos, ucranianos y otra serie de minorías, más o menos  oprimidas, querían tener un papel más importante en política, o directamente, no se sentían integrados y querían separarse, lo que llevó a la formación de divisiones de voluntarios rusos que pelearon junto a los alemanes (que paradójicamente les habían invadido), para mantener a los rusos/soviéticos fuera de las fronteras. Esto se pudo ver reflejado tras la caída del muro, al dividirse muy rápidamente la U.R.S.S. en múltiples repúblicas. Como podemos comprobar, se trataba de un problema que llevaba en el alero más de 50 años.

Ciertamente es un tema complicado, y la presentación en la película no termina de ser suficientemente clara como para que el espectador occidental entienda de primeras la situación.

En tercer lugar, porque se puede disfrutar de una excelente ambientación de la Segunda Guerra Mundial, con mucho material original, muy bien conservado y dispuesto, lo que siempre es de agradecer.

Dicho todo esto, hay que reconocer que la película no es, ni mucho menos, una superproducción. Narra, con sencillez, cómo dos rusos y dos ucranianos son transportados desde la actualidad a 1944, en mitad del frente del Este, a punto de desarrollarse una tremenda batalla, y cómo intentan volver a su tiempo, evitando que les maten en el proceso. Es una segunda parte, de manera que hay muchas cosas que no se explican, pero, puesto que la película es bastante sencilla, el espectador avispado ya se imaginará de donde vienen muchas cosas.Como ya he apuntado, buena parte de los problemas que van a tener los cuatro es que en 1944 son enemigos entre sí, y la variedad de ‘bandos’ juega en su contra: Alemanes, partisanos sovieticos, partisanos ucranianos, tropas soviéticas, tropas ucranianas…

Efectos especiales discretos, sin ser malos, y una actuación correcta de unos actores desconocidos para el gran público, configuran una película que va dirigida a los aficionados al cine bélico. Carece de la espectacularidad de Hollywood, de medios, o de un guión especialmente elaborado, pero es un recordatorio de que la Segunda Guerra Mundial no es solo el soldado Ryan, o das-boot. Hay muchas producciones rusas sobre el tema que están empezando a conocerse, y merece la pena conocerlas. Eso sí, ésta gana a todos en confusión sobre los títulos: Oficialmente se llama en inglés Paradox Soldiers 2. En la portada del DVD, como podéis ver, se entitula We are from the future 2, y en ruso (claro), es My iz budushchego 2. Por cualquiera de los tres títulos la podéis encontrar. Recomendada solo a los aficionados a la época, a pesar de su sencillez, tiene los alicientes que he comentado antes, y que pueden hacer interesante su compra.

Que aproveche

También te puede interesar

Deja un comentario