La Batalla del Río de la Plata



Las críticas de Manuel M: La batalla del Río de la Plata

Tenía un especial cariño a esta película, que ví en mi infancia cuantas veces la “echaban” en la televisión, y que luego, con la aparicion del VHS intentaba copiar infructuosamente (lo mío con el mando del video fue una relación amor-odio), hasta que desistí, y, casualmente, coincidió con un periodo de muchos años en los que no pude volver a ver la película. Cuando, finalmente, conseguí una copia en DVD, en una de las múltiples promociones con que nos bombardean los periódicos, me dispuse a verla, y la verdad, la pobre salió bastante malparada.

¡¡ Cómo se le nota la edad !! ¡¡ Y los medios !! Cierto es que las recreaciones navales son siempre muy complicadas. Es imposible usar el mismo modelo de buque, las más de las veces, y el aficionado, acostumbrado a ver maquetas o modelos realizados con ordenador cada vez más precisos, señala cruelmente los anacronismos que van apareciendo en la película. Además, se recurre muchas veces a tomas y planos repetidos, que provocan cierto hastío en el espectador. Mucho ha cambiado el cine bélico en estos últimos años, y con ello, nuestro nivel de exigencia ha subido varios grados, lo que ha provocado que películas como esta pierdan bastante fuelle, al menos a nivel técnico. 

Sin embargo, lo que le falta a nivel material lo suple con un guión bastante correcto, muy respetuoso y fiel a lo que históricamente sucedió. Algo pro-aliado a la hora de plantear la situación, pero nada que no pueda esperarse de una producción británica realizada prácticamente tras la guerra: 1956. Además todos los actores son excelentes, con un plantel de rostros muy conocidos de la época: Anthony Quayle, Peter Finch, John Gregson, Ian Hunter, Jack Gwillim, Bernard Lee, Lionel Murton, Anthony Bushell, Peter Illing, Michael Goodliffe, Christopher Lee y John Schlesinger, en los papeles más relevantes. 
El guión lo firman los propios directores de la película, Michael Powell y Emeric Pressburger, aunque, al ser un acontecimiento histórico reciente y bien documentado, poco tuvieron que improvisar.
Para aquellos que no la conozcan, resumiré brevemente la historia: El Graff Spee era un ‘acorazado de bolsillo’ alemán que, en 1939, realizaba misiones de corsario en el Atlántico, hundiendo buques mercantes aliados y escapando de los buques de guerra ingleses. Muchos cruceros, acorazados y destructores intentaban cazarle, pero él siempre se escapaba hasta que, el 13 de dicembre de 1939, a la altura de la desembocadura del Río de la Plata, muy cerca de Montevideo, el crucero pesado Exeter y los ligeros Ajax y Achilles se encontraron con él. No contaré más para que podáis ver la película con calma, pero sí animar a los aficionados a la historia bélica a que lean e indaguen sobre este episodio, lleno de sorpresas, engaños y emoción. Mucho se ha escrito sobre esta batalla, y merece la pena leer sobre ella, una vez veáis la película. Puede que sea antigua, puede que tenga una gran carencia de medios, pero, desde luego, es una recreación digna y apasionada de una de las batallas más emocionantes del inicio de la Segunda Guerra Mundial. 

Que aproveche

También te puede interesar

Un comentario sobre “La Batalla del Río de la Plata

  • el 19 septiembre, 2011 a las 5:14 am
    Permalink

    Parece interesante. La historia del Graf Spee es una de las más heroicas y ojalá la película le haga justicia aunque sea a nivel de historia , pues no espero ver efectos especiales muy elaborados en una película tan antigua.

    Saludos y gracias por la información

    Respuesta

Deja un comentario