‘Los Increíbles’: La Familia SuperHeroe

Las críticas de Manuel M: Los increíbles

Los Increíbles (2004). ¡Qué buena película! La primera vez que la vi me quedé entusiasmado, y tengo que reconocer que es una de mis opciones favoritas si me apetece ver una película de animación. Con toda la calidad que Pixar pone en sus producciones (detalle que no es baladí a la hora de valorar una película hoy en día), Los increíbles nos ofrece una historia más adulta de lo que era normal en sus producciones hasta ese momento, pero con la frescura que caracteriza a sus películas.

 A día de hoy, no es una de las películas más recordadas, pero creo que eso es por un problema externo a la propia película: Cuando se estrenó, apenas había películas de superhéroes, y ésta, de animación, y con el sello Pixar, marcaba bastante las distancias con el resto de “superaventuras”. Pero en estos 7 años, la cantidad de películas sobre superhéroes (¡¡ y las que quedan ¡! ) aburren y hastían incluso a sus más fanáticos defensores.

Y es una pena, porque Los Increíbles es una obra que homenajea al género de superhéroes más clásico y pulp (no hay más que ver los diseños de los trajes, libros, coches, anuncios), y lo hace sin que nadie se dé cuenta hasta la segunda o tercera vez que ves la película, o piensas sobre el tema. Incluso el “bicho final”, redondo y con garfios, es más propio de un cómic de los años 50 que de las referencias más recientes del género. Y, a partir de ese cuasi invisible homenaje, se desarrolla la trama, que, para no quedarse atrás, incide en todos los tópicos de superhéroes.
La historia, aunque en su desarrollo bastante sencilla, tiene un planteamiento de inicio muy divertido: Un matrimonio de superhéroes obligados a retirarse, con el padre en plena crisis de la edad adulta, deben hacer frente a los típicos problemas de una pareja de 40 y tantos (niños, su educación, la monotonía de la vida familiar, el hastío por falta de perspectivas de futuro…), hasta que una nueva oportunidad de convertirse en superhéroe llevará al padre (Mr.Increíble), a lanzarse a una aventura en la que pondrá en riesgo no sólo su vida, sino también la de su familia, que deberá convertirse en una familia de ‘supers’: ‘Los Increíbles’: Vamos, de la misma manera que ‘los García’, pero con más gracia.
El guión, aunque sencillo, se va acelerando, y, con él, el ritmo de la narración, que termina en un redoble final. Es previsible, claro, pero eso no impide que por ello no deje de ser divertido. No es una película en la que abunden los gags, o las bromas fáciles, pero sí situaciones, las más de las veces relacionadas con poderes increíbles, que, sin llegar a ser abiertamente cómicas, provocan la sonrisa cómplice del espectador.
En definitiva, si quieres ver una película de superhéroes realmente divertida, con un planteamiento original, y que te haga pasar un buen rato, Los Increíbles es tu mejor apuesta.

Que aproveche

Crítica perteneciente al Ciclo dedicado a Pixar.

También te puede interesar

2 comentarios sobre “‘Los Increíbles’: La Familia SuperHeroe

  • el 3 julio, 2011 a las 9:34 pm
    Permalink

    un consejo: revisad la estética de los malos de las series francesas de cómics de Spirou en las que aparece Zorgloub y decidme si veis alguna similitud….

    Respuesta
  • el 4 julio, 2011 a las 5:46 am
    Permalink

    Pues sí, Anónimo, ciertamente tienen un aire, aunque en la época en la que vivimos es difícil no encontrar similitudes con alguna u otra serie/comic en el mundo de la animación. Hasta la nueva de Pixar, Brave, es poco original el diseño.

    Respuesta

Deja un comentario