Lars Von Trier es expulsado del Festival de Cine de Cannes

Ya os habíamos comentado que durante la presentación de Melancholia en el Festival de Cine de Cannes, el director Lars von Trier hizo unas declaraciones en las que afirmaba simpatizar con Hitler, llamándose a sí mismo un nazi.
En el vídeo que os mostramos al final de la noticia podéis ver dicha rueda de prensa, y como la estrella de la película, Kirsten Dunst, no se sentía muy cómoda cerca del director durante estas declaraciones, pero el cineasta no llegó a pensar que fuera a pagar un precio por sus comentarios dado que la rueda de prensa tuvo lugar en Francia y no en Estados Unidos… aunque finalmente estas declaraciones han tenido excesiva repercusión, y el Festival de Cannes ha prohibido oficialmente a Von Trier seguir en el mismo, tal vez para siempre.

Según se ha hecho oficial: “El Festival de Cannes ofrece a los artistas de todo el mundo un foro excepcional para presentar sus obras y defender la libertad de expresión y creación. El Consejo de Administración del Festival, que celebró una reunión extraordinaria este jueves 19 de mayo de 2011, lamenta profundamente que este foro haya sido utilizado por Lars von Trier para expresar observaciones que son inaceptables, intolerables, y contrarias a los ideales de la humanidad y generosidad que presiden la existencia misma de la Fiesta. El Consejo de Administración condena firmemente estos comentarios y declara a Lars Von Trier persona “non grata” en el Festival de Cannes, con efecto inmediato”.
Está claro que esta prohibición afectará a la carrera de Von Trier, que ha presentado muchas de sus películas en el festival desde mediados de los años 80, y el propio director quiso hablar del tema: “Quise decir que me podía imaginar lo que sentía Hitler en el búnker, haciendo planes. No que yo haría lo que hizo Hitler. Pero es una lástima que eso significa que pierda el contacto con Cannes“.
Lo cierto es que la polémica siempre ha acompañado a Von Trier, pero quizás en esta ocasión ha ido demasiado lejos buscando publicidad gratuita, y no nos sorprende que al final haya sucedido lo que tarde o temprano tenía que suceder: Que alguien pare los pies a la polémica en el Festival, y que éste sea un certamen para disfrutar del buen cine, de los buenos directores, y los temas personales se queden fuera.

También te puede interesar

Deja un comentario