Especial “Viajando en el tiempo”. Quinta parte

Las dos películas que os comentamos en esta entrega tienen en común que se trata de viajeros en el tiempo “forzosos”, y que son “saltos” que duran poco o en que el desplazamiento adelante o atrás es mínimo:

¡¡¡ Feliz día de la marmotaaa !!! Porque hay películas que marcan una época y se convierten en clásicos sin comerlo ni beberlo. Y Atrapado en el tiempo ( en el original Groundhog Day ), es uno de esos ejemplos. El genial Bill Murray, acompañado de Andy MacDowell, interpreta en esta ocasión en Phil, el hombre del tiempo de una cadena de televisión, que, un año más, debe acudir a Punxstawnwey, a cubrir El día de la marmota. Cuando intenta regresar, Phil se ve sorprendidos por una tormenta que les obliga a regresar a la pequeña ciudad. A la mañana siguiente, al levantarse, Phil escucha en el radio-despertador el mismo programa que la mañana anterior, repitiéndose el día una y otra vez sin que pueda hacer nada para evitarlo.

Aunque se trata de una producción bastante discreta, a nivel cinematográfico, no ha perdido un ápice de su frescura, y es una película agradable de ver, de manera que se ha ido consolidando con el tiempo en una de las más opciones más recomendables para experimentar de forma divertida con el tema de los deja-vi en el tiempo.

La segunda, clásico en el cine bélico, en la categoría “what-if”, y referente de todo grognard, es El final de la cuenta atrás, en inglés The Final Countdown. Protagonizada por Kirk Douglas y Martin Sheen, y dirigida por Don Taylor, nos narra qué sucedería si un portaaviones de finales del siglo XX, el USS Nimitz, saltara en el tiempo y apareciera justo antes del ataque japones sobre Pearl Harbour, y a tiempo de impedirlo. Los aficionados a la aviación disfrutarán de las tomas navales y aéreas, especialmente el “combate” entre F-14s y Zeros japoneses, un clásico de los anacronismos hechos realidad. Además, es atractiva desde el punto de vista de los viajes en el tiempo porque en ella se habla específicamente de una de las teorías vinculadas siempre a los viajes en el tiempo: La paradoja del abuelo: Si viajas al pasado y matas a tu abuelo, ¿cómo vas a nacer, viajar en el tiempo, y matarlo ?.

En definitiva: Ambas películas son producciones modestas, sin grandes pretensiones, pero sólidas, hechas con esmero y profesionalidad, y, la una por su vis cómica ( grande Bill Murray ), y la otra por su original planteamiento ( irresistible para los aficionados a la historia militar ) siguen siendo recordadas por mucha gente, cosa que otras películas no pueden decir.

Que aproveche.

También te puede interesar

Un comentario sobre “Especial “Viajando en el tiempo”. Quinta parte

  • el 9 mayo, 2011 a las 2:01 pm
    Permalink

    Otra poco conocida es "And then came Lola", del 2009, que es como la de Bill Murray pero en San Francisco y con lesbianas.

    Respuesta

Deja un comentario