Especial Cannes 7: Cést Fini. Preguntas para un festival con final feliz

C’est Fini. Tras dos semanas de excesos, buenas películas en las diferentes secciones, muchas compras por parte de distribuidoras de aquí y allí, acuerdos de pre-venta para un puñado de productoras nacionales que acudieron al Festival con ambiciosos proyectos y al final, una hora de interminable gala presentada por Mélanie Laurent, traje ajustado, nervios acumulados y ojos de haber disfrutado (demasiado) de la fiesta de la noche anterior.

Tras ella, Rosario Dawson, Catherine Deneuve y ese magnífico espectáculo de cirujía de precisión también conocido como Jane Fonda presentando todos y cada uno de los premios de un Festival que muchos recordarán para siempre y otros tantos intentan olvidar ya.

Tal es el caso de Lars Von Trier, que intentara que sus declaraciones no sean el último clavo de su ataud después de la expulsión del festival.
Su maniobra publicitaria le ha devuelto el coletazo y ahora, herido, se oculta en el silencio.
Bien haría en no salir de su guarida en una temporada y dejar su próximo proyecto pornográfico en la nevera.

La sensación es que de una bonita batalla por la palma, se ha pasado a dar un poco a cada uno y así todos contentos.
Premio de la juventud para Almodóvar, para que no vaya diciendo que no le dan nada.
A Melancholia no podemos darle la palma… bueno pues premia a alguno de sus actores.
Y como viene siendo habitual demosle la palma a Malick y así todos felices.

Penélope, agasajada hasta la saciedad por el taquillazo que ha tenido Piratas del Caribe 4 debe estar preguntándose si habría ganado el premio que recogió Kirsten Dunst (Mejor Actriz por Melancholia) por un papel inicialmente escrito para ella.

Podríamos preguntarnos por qué fue inicialmente rechazada The Artist -uno de los fenómenos del festival- en la Sección Oficial del Festival y sólo fue aceptada cuando Wong Kar Wai, Brillante Mendoza y Sokurov no pudieron acabar sus películas a tiempo.

Me gustaría saber si el FUCK de los nudillos de Von Trier era tatuado o dibujado a boli (seguramente, ¿que cutre no?).

O saber si a Almodóvar le quedan ganas de volver si no es a tomar el sol.

Todos estos interrogantes se perderan como “lágrimas en la lluvia”.

Hasta la próxima alfombra roja.

También te puede interesar

Un comentario sobre “Especial Cannes 7: Cést Fini. Preguntas para un festival con final feliz

Deja un comentario