Imágenes de Magneto y Xavier de ‘X-Men: First Class’

Seguimos con noticias de X-Men: First Class, que parece no quieren parar de ofrecer nuevas fotos, y hoy tenemos dos nuevas, donde ya apreciamos mejor el aspecto de Magneto (Michael Fassbender) y Charles Xavier (James McAvoy).
Y por si no habíais tenido suficiente información con el aluvión de entrevistas que los responsables de la película, así como su reparto, habían facilitado, y os habíamos resumido, hoy tenemos nueva información que el director Matthew Vaughn ha dicho a Slash Film, afirmando que él es un auténtico fan de X-Men, y quiere respetar como eran originalmente, sin dañar su imagen.
Entre las declaraciones, sobre el vestuario dijo: “Las ropas son de color azul y amarillo, así de jod@#~do, lo que nos permite llevarlos de vuelta a la versión original. También, por cierto, estos trajes son duros en la película. Los trajes principales son como los trajes especiales de James Bond de los 60.”

Además, tuvo tiempo de comentar lo que le han parecido las primeras declaraciones surgidas tras la publicación de la imagen del grupo, la cual ha hecho que mucha gente comparara esta nueva entrega de los X-Men con Los cuatro fantásticos, a lo que ha dicho: “Definitivamente es más seria y realista, y creo que eso es algo que tenía que suceder. Ese es mi sentimiento sobre el mundo en el que vivimos ahora mismo. Creo que el color brillante de los superhéroes de la película encaja con la visión que teníamos de ellos en su día. Creo que Batman Begins lo comenzó, El Caballero Oscuro, y me atrevo a decir que Kick-Ass fue muy divertida y tiene algunas veces cosas que emergen de la realidad tanto como le es posible. Creo que eso es lo que el público quiere. Y por eso recuerda más a la imagen de Los cuatro fantásticos que la de X-Men. Y lo digo con todo el respeto al equipo de Los Cuatro Fantásticos. Eso fue antes y esto es ahora. Es un momento diferente.”
Por último, Jennifer Lawrence también ha comentado con los medios el tiempo perdido de casi ocho horas diarias maquillándose su cuerpo por completo, lo que implicaba tener hasta siete maquilladoras a su servicio. Tener que sufrir dicho proceso de maquillaje la unió mucho a las maquilladoras, pues al principio le resultaba extraño por ser sagrado su cuerpo, pero finalmente acabó acostumbrándose a estar desnuda frente a todas ellas y poder estar lista para el rodaje.

Fuente: / Film

También te puede interesar

Deja un comentario