55 SEMINCI: Segunda Jornada (IV). Crítica de ‘Tre ore (Tres horas)’

Las críticas de Carlos Cuesta: Tre ore

Annarita Zambrano escribe y dirige el cortometraje italiano Tre ore, en el que un padre presidiario y su hija se encuentran durante el periodo de tres horas para compartir sentimientos y revelar el motivo de que el padre esté en prisión.
Buen comienzo de una producción que primero intriga, por conocer la relación que une a ambos y que interesa más aún cuando vemos el motivo de la conversación. Rolando Ravello hace una creíble interpretación del padre que pasa por el trance de explicar a su hija por qué hizo lo que hizo, y para qué mató a un hombre.

(Spoiler). La niña que comienza siendo, o al menos pareciendo natural, se va robotizando en los diálogos y termina por perder la chispa. El modo en que le pide al padre que le enseña a usar un arma primero sorprende, pero como no tiene un desarrollo que a mí al menos me motive, la sorpresa se vuelve descoloque. También son un poco desconcertantes los fundidos a blanco para separar secuencias, alguno incluso demasiado cercanos entre sí.
De la forma de expresarse y de la conversación se deduce que el padre es un tipo incorregible y que ni dentro de la cárcel pierde tiempo a la hora de maquinar. Quizá sea un mafioso o un simple camorrista. La cuestión es que el cierre, mas que enigmático, resulta inconcluso y demasiado abierto.

También te puede interesar

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.