Tarantino acusado de favorecer a sus amigos en el Festival de Venecia

Cuando ayer os comentábamos el palmarés del Festival de Cine de Venecia, hacíamos referencia a la presencia como Presidente del Jurado de Quetin Tarantino, y como los premios más importantes habían recaído sobre su expareja sentimental, Sofia Coppola, y sobre un gran amigo y alguien a quien admira, Álex de la Iglesia. No obstante, también matizábamos que, a pesar de lo que pudiera pensarse, los premios eran más que merecidos, pero eso no es algo en lo que coincidamos con la prensa italiana, que está muy disgustada con los premios otorgados por Tarantino, a quien acusa de favoritismo.
La exnovia de Tarantino, Sofia Coppola, ganó el premio principal del festival, el León de Oro, por Somewhere, y su amigo Alex de la Iglesia ganó dos premios, entre ellos el León de Plata al mejor director por Balada Triste de Trompeta. Por si fuera poco, algo que no citamos ayer es que Monte Hellman, Premio especial del jurado, es el mentor de Tarantino.
Paolo Mereghetti, crítico de cine del Correre della Sera, uno de los periódicos más importante de Italia, ha declarado que las películas premiadas no son malas, y son interesantes a su manera, pero nada más que eso. no cree que merezcan dichos honores, y opina que la presidencia de Tarantino al frente del jurado del Festival peligra, pues hay conflictos de intereses de por medio.

No tenemos que remontarnos mucho en el tiempo para leer una declaración de Tarantino sobre el favoritismo: “Recuerdo haber hablado con él [Hellman] en 1992 en el Festival de Cine de Sundance, cuando estuve allí con mi película Reservoir Dogs. En realidad tenía un amigo en el jurado y me dijo que un amigo en el jurado es tu peor enemigo, ya que sería demasiado vergonzoso para él darme un premio. Yo no iba a dejar que nada por el estilo me afectara”.
Por ahora Tarantino niega todos los cargos, y con ese comentario que hizo hace un tiempo queda claro que no tenía intención de favorecer a sus amigos, aunque está claro que nunca llueve a gusto de todos, y si le hubiera dado el premio a otro, que hubiera compartido butaca contigüa en el mismo cine con él hace años, pensarían que también había algo oculto por detrás. Es muy difícil estar en el mundo del cine y no tener amigos, por lo que, si eres jurado de un certamen tan relevante, siempre tendrás amigos con mucha clase y gran maestría que presentan sus películas, y no se va a tener que dejar de premiar un gran trabajo por una relación personal.
Las dudas están servidas. Cada uno puede opinar como quiera. ¿Vosotros qué opináis?

Fuente: THR

También te puede interesar

Deja un comentario