Muere Claude Chabrol a los 80 años de edad

Hoy estamos de luto, pues ha muerto Claude Chabrol en París a los 80 años, ciudad que le vió nacer en 1930. El director, para muchos considerado como el responsable del inicio de la nouvelle vague, movimiento revolucionario del cine francés en los sesenta, compartió fama y renombre con grandes directores franceses como Éric Rohmer, Jean-Luc Godard, François Truffaut, Agnès Varda y Alain Resnais, entre otros. 
Tal y como ha dicho la Asociación de Directores de Cine de Francia en un comunicado: “Cada vez que desaparece un director, una manera particular de mirar el mundo y una expresión de nuestra humanidad se pierde para siempre”.
Chabrol estudió Letras y Farmacia pero acabó acercándose al mundo de cine, descubriendo su pasión con quince años, aunque sus padres estaban en contra, pues, tal y como declaró: “Mi madre decía que el cine estaba lleno de homosexuales”.
El director tenía la peculiaridad de no dar importacia ni al éxito ni al fracaso, algo que le ayudó a salir adelante, pero, ante todo, lo que ayudó al director a rodar películas eran sus ganas por rodar lo que fuera, de ahí que tenga en su filmografía grandes obras maestras que comparten relevancia con otras películas de menos  valor cinematográfico pero muy comerciales.

Como todo gran cineasta francés, sus primeros pasos también los dió en la prestigiosa revista Cahiers du cinema, donde escribió como crítico y por fin pudo rodar, en 1958, su primera película, El bello Sergio, tras la cual llegaron grandes títulos como Los Primos, con la que ya logró el Oso de Oro del Festival de Berlín. Ambas, junto a  Una doble vida, son sus películas que conforman el arranque de la ya citada nouvelle vague francesa.
Con más de 80 películas en su filmografía, el director logró ya gran renombre con sus tres primeros títulos, lo que permitió que se le considerada ya un veterano con la experiencia suficiente para poder aconsejar a sus compatriotas, y más recientemente logró, en 1997, la Concha de Oro en el Festival de San Sebastián con No va más, algo que permitió que en 2001 presidiera el jurado oficial de dicho certamen. 
Pero de su larga filmografía es difícil destacar títulos recomendables, pues todos aportan mucho al mundo del séptimo arte, y a mayores de las ya comentadas, podemos recomendar Accidente sin huella, Al anochecer, Relaciones sangrientas, Locuras de un matrimonio burgués, El caballo del orgullo y Merci pour le chocolat.
Un día para reflexionar y evaluar todo lo que la nouvelle vague y Chabrol nos han aportado… y no podemos dejar de desearle que inicie una nueva ola desde este momento, allá donde vaya ahora a dirigir.

También te puede interesar

Deja un comentario