Polanski disfruta ya de su libertad

Roman Polanski hizo este sábado su primera aparición tras cumplir su arresto domiciliario. Lo hizo en Suiza a través de la televisión para agradecer a su familia y a los compatriotas el apoyo que le han dado durante meses, una vez rechazada la solicitud de extradición de EEUU por un caso de presuntos abusos sexuales a una menor.


“Gracias a los millares de personas que no han dejado de enviar sus mensajes de apoyo durante estos nueve largos meses”. Polanski además se vino arriba, y después de que su hijo Elvis cortara el brazalete electrónico que las autoridades le habían colocado, aseguró que podría haberse escapado fácilmente.

Ya por la noche, el cineasta asistió a un concierto de su esposa Emmanuelle Seigner con el que cerraba el Festival de Jazz de Montreux. Llegaba en un todoterreno con los cristales ahumados y protegido por un grupo de guardasespaldas ante la profusa presencia de periodistas y gráficos que trataban de acercársele.

Emmanuelle Seigner abrió su espectáculo con una canción tomada de La semilla del diablo, película lanzada por Polanski en 1968. Al margen de su alegría manifestada en los medios, y del tema musical, la cantante no aludió más a su marido, que vuelve a ser un hombre libre.

Fuente: El Mundo

También te puede interesar

Deja un comentario