‘Ong Bak 2’: aún buscando el guión

Las críticas de Davicine: Ong Bak 2

Ong Bak 2 se merecía una mala crítica… o ni eso, pero he optado por describir los distintos puntos de la película de una forma más informal de la habitual, y es que Tony Jaa es para el cine de Tailandia lo que Jackie Chan para el cine de Hong Kong. El joven actor demostró sus grandes habilidades en el arte de repartir “tortas” en Ong Bak, sorprendiéndonos con golpes increíbles y con una falta de gravedad inusual, con la rapidez de grande mitos pero sin emplear tecnología ni exceso de cuerdas en el rodaje de la misma. Desde aquella primera película en la que Jaa aparecía sin ninguna experiencia en la interpretación pero si con muchos recursos para golpear de mil formas distintas a sus rivales, el actor no ha parado de rodar películas en Tailandia, todas en el mismo estilo aunque ubicadas en distintas épocas por exigencias del guión.

Sin haber dado el salto a Hollywood, algo raro en estos actores, Tony Jaa ha decidido dar el salto a la dirección, tal como hicieran otros mitos de las artes marciales, el citado Chan o el propio Bruce Lee, y lo hace con resultados satisfactorios para los que vayan al cine esperando encontrarse una película de “mamporros” sin ningún guión.

El guión resalta por su ausencia. Desde el momento que oímos el título y nos enteramos que no se trata de una secuela de Ong Bak, ya nos comenzamos a extrañar. Y claro está que el actor nos deleita con su repertorio pero en ocasiones no sabe ni él a quien está pegando. En sí trata la historia de venganza de un niño que ve como sus padres mueren (como Bruce Wayne) y que es “adoptado” por un grupo de “criminales” que le forman en todas ( matizo “todas”) las artes y técnicas de matar posibles, siendo el elegido para liderar a dichos criminales, de la misma forma que es el elegido para ser el rey de los elefantes (aquí lo eligen para todo). Con esto podéis pensar que la trama dará juego, pero desde que lo entrenan hasta que se enfrenta a todos los tailandeses habidos y por haber, de todas las tallas y formas, no sucede nada en la trama, salvo ciertos flashbacks de su pasado, que no tienen excesiva trascendencia, excepto para servir de hilo argumental y poder seguir repartiendo.

Si analizamos fríamente la historia podríamos decir que nos encontramos con una variante tailandesa del spaghetti western aunque con toques de historia… aderezado con detalles de Conan, sobre todo por crecer rodeado de venganza, acero y odio.
Ahora bien, no os dejéis engañar por todo lo dicho anteriormente, pues a pesar de no tener guión, la película cumple con lo que se espera de ella: son 110 minutos de golpes por doquier, y lo único que flojea es cuando los protagonistas no pelean, que te aburres, pero la fotografía de la película, la plasticidad que la otorgan, los movimientos imposibles y, sobre todo, algunos detalles curiosos de rodaje y postproducción que parecen más sacados de una gran producción USA por la creatividad y la visión para plasmarlo en pantalla, hará que disfrute el niño que todos llevamos dentro y que aún recuerda con la piel de gallina las primeras películas de Hong Kong que veía. Memorable, entre otras pocas cosas, las escenas de muerte que rodean su infancia, donde con gran evocación épica al más puro estilo 300 nos harán sentir que estamos ante algo más grande de lo que es… y poco más.

Una película sin más pretensiones que mostrar peleas, pero que podrían haber suprimido el poco guión que tiene y haber dado más juego a las peleas con paquidermos, algo que parece que tendría que ser así por el título y el póster, pero que finalmente escasea. Tony Jaa sabe pelear, sabe dirigir… pero aún tiene que buscar un guionista que se complemente con él.

También te puede interesar

4 comentarios sobre “‘Ong Bak 2’: aún buscando el guión

  • el 24 agosto, 2009 a las 9:21 am
    Permalink

    Tienes toda la razón.

    ¿Al final se muere o no?

    Porque no se que pasó que me quedé traspuesto cuando estaba rodeado en la escena final y lo iban a matar

    Respuesta
  • el 24 agosto, 2009 a las 10:43 am
    Permalink

    SPOILER ENOOOOOOOOORME, no sigais leyendo los que no queráis saber el final… pero esto va para responder a Luz:

    sí, se muere pero se reencarna, para que no te de tanta pena su muerte… Es un final un poco cutre…

    Respuesta
  • el 24 agosto, 2009 a las 11:31 am
    Permalink

    Nooooooo

    Ya no veo la película…. xDDD

    Bueno, la verdad es que no la iba a ver de cualquier manera así que…

    Respuesta
  • el 7 septiembre, 2009 a las 1:13 pm
    Permalink

    davicine no digas eso…no se muere…lo condenan a muerte pero al siguiente momento se ve to viejo (y con el Ong Bak detrás, que por fin sale) como dando a entender que la "cristalización de nuestras mentes" (¿¿comorl??) ha hecho que lo de su karma se arregle y sobreviva.

    O eso… o no me he quedao mu bien con el rollo

    Respuesta

Deja un comentario