‘Ice Age 3: El origen de los dinosaurios’

Las críticas de Manuel M. : Ice Age 3: El origen de los dinosaurios

Entretenida, aunque breve, película, con la que, de momento, se cierra la saga más divertida de la Edad de Hielo.

Con un argumento que bebe de los autores clásicos de El Mundo Perdido o Viaje al Centro de la Tierra, nuestros animales prehistóricos favoritos se verán envueltos en una desesperada búsqueda por encontrar a Sid, que ha sido raptado por una mama T-Rex. El argumento es la excusa perfecta para mostrarnos dinosaurios, el reclamo idóneo para que los más pequeños de la casa acudan a ver la película. Y sin duda el reclamo ha funcionado, puesto que estamos ante una de las cintas más taquilleras del verano.

Si algo tuviera que destacar de la cinta, me quedaría con dos detalles:

Uno, que realmente es una película para toda la familia. Ignoro quien o quienes habrán sido los encargados del doblaje al español, pero son sencillamente geniales: A lo largo de la película han ido incluyendo chistes y chascarrillos que solo un adulto puede entender, algunos bastante subidos de tono, que hacen que realmente todo el mundo disfrute y lo pase bien, que es, en definitiva, de lo que se trata.

Dos: El 3D ha llegado y esta aquí para quedarse. Aunque la película la he visto en el formato clásico, se nota que ha sido pensada para verla ya en 3D: Hay gran número de secuencias de persecuciones, vuelos rasantes, situaciones aceleradas…que, en definitiva, se nota están pensadas para verlas en un cine adaptado al 3D. Esto, que por un lado produce un gran interés y elevadas expectativas a la hora de ver películas, a la vez, me invita a pensar, si los guionistas y productores, aprovechando la novedad tecnológica, no se centrarán (más aún si cabe) en películas 100% efectos especiales, sin argumentos dignos de mención. Como dicen los anglosajones, just my two cents.

Que aproveche.

También te puede interesar

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.