Novena jornada en Cannes: Haneke deslumbra

Tras el revuelo de la octava jornada en el Festival de Cannes, marcada por la visita de Tarantino, la novena jornada ha sido más tranquila, y será a la que dediquemos el último día con independencia, pues, el día de hoy, Viernes, y el Sabado, los unificaremos en un solo día el Domingo, para dejar el Palmarés y todo lo acontecido en el cierre del Festival para el Lunes, si os parece bien.
El gran protagonista de la velada ha sido Michael Haneke, que presentaba en competición The White Ribbon, enfrentándola a la otra competidora del día, A l’Origen de Xavier Giannoli.

La película francesa A l’Origen, basada en hechos reales, nos presenta a un expresidiario que, tras salir de la cárcel, comienza a vivir de pequeñas estafas, hasta llegar a un momento en el que se convierte, por motivos económicos (y por una estafa), en el patrón de obras de una carretera, donde comienza a dar trabajo y alimentar las esperanzas de un pequeño pueblo sin muchas mas salidas laborales. François Cluzet, Emmanuelle Devos y Gerard Depardieu encabezan el reparto de una película que la crítica ha recibido con los brazos abiertos.

Pero lo que más nos interesa es el retorno de Haneke al Festival, en busca de la Palma perdida, pues desea lograr la única que le falta en su estantería, la Palma de Oro. En esta ocasión nos traslada a los momentos anteriores a la I Guerra Mundial, donde el director aprovecha para reflexionar sobre Alemania en ese siglo, principios del XX, todo ello girando alrededor de unos extraños sucesos que acontecen en un pequeño pueblo. Rodada en blanco y negro y con un reparto encabezado por Christian Friedel, Leonie Benesch, Ulrich Tukur y Ursina Lardi, la película logra atraer la atención de la crítica, que confía en darle este año lo que el director ansía, gracias al retorno del director a un cine visual y narrativo, fuera del estilo de sus últimas películas, y retornando a esa dureza directa que caracterizaba sus primeras películas y con las que ha logrado una gran reputación, como El Pianista, con la que se llevó el Gran Premio del Jurado aquí, en Cannes. Parece que no solo la crítica está de su lado, el público ha salido sobrecogido de la sesión, y la han señalado de perturbadora y obra maestra… muchas ganas de verla en nuestro país ha generado ya.

Por último, Juan Carlos Fresnadillo y Juan Antonio Bayona apadrinan la edición de La semana de la crítica, y ha sido el momento y el lugar elegido por el español Gabe Ibáñez para presentar su película Hierro, película escogida para representar el nuevo tipo de cine que se ve en nuestro país. En la película tenemos a Elena Anaya, que da vida a María, una madre dolida por la pérdida de su hijo en un viaje hacia la isla de El Hierro. Tras seis meses debe regresar para identificar el cuerpo de un niño que ha aparecido allí, pero no será un viaje tan agradable como esperaba… una película que mezcla perfectamente el terror y la intriga, motivo por el que los directores han escogido a este film para representarnos.

Ya sólo quedan tres días de Festival, y por lo que parece las ventas de películas no han funcionado también como esperaban, y sorprende oír que Ágora no se está vendiendo bien, lo que es de extrañar tras la buena acogida que tuvo, pero la crisis golpea a todos.

También te puede interesar

David Pérez

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

2 comentarios sobre “Novena jornada en Cannes: Haneke deslumbra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *