‘La Duquesa’

Las críticas de Manuel: La duquesa

La “delgaducha” por excelencia del cine de hoy vuelve a la escena con otra película histórica. En este caso, La Duquesa, película pseudobiográfica, en la que se pone en la piel de Georgiana Spencer, una joven que se casa con el severo Duque de Devonshire, y que es rechazada por él al no poder darle un heredero varón.

Excelente interpretación de Keira Knightley, a la que sin duda sientan muy bien los trajes de época, y que se aparta, muy acertadamente por cierto, de la lady pirata de la Saga de Piratas del Mar Caribe. Asume el papel de aristócrata con naturalidad, con una gran elegancia, en definitiva, siendo realmente una “gran duquesa”. Ciertamente, se está consagrando como una de las actrices más destacadas del panorama internacional, participando en películas de gran calidad, y actuando siempre a un gran nivel. Una interpretación que no dejará a nadie indiferente, sin duda.

Le secunda Ralph Fiennes, en el papel del frío y hierático Duque de Devonshire, uno de los grandes nobles de Inglaterra, que vive obsesionado con tener un heredero varón. Este objetivo vital hace que convierta a Georgina, su mujer, en un simple instrumento de política, y, con el paso del tiempo, se demostrará que su amor no está con ella. Visto recientemente en The Reader, Fiennes abusa en mi opinión de personajes caracterizados por la seriedad, la distancia, el hieratismo, lo cual le puede terminar encasillando en unos papeles que no le podrían permitir demostrar el inmenso talento que tiene. A pesar de ser un papel difícil, lo solventa con soltura, logrando que el espectador sienta por su personaje un cierto rechazo, al ser el “malo” de la película, o, mejor dicho, el contrapunto a la protagonista.

La ambientación es excelente, y uno se siente inmerso en la Inglaterra del S.XVIII, sobre todo con el, en mi opinión, bastante interesante presentación de la situación política del momento, con la lucha por implementar reformas sociales y populares, que acerquen al pueblo al poder (aunque, por supuesto, la situación está bastante idealizada).

Poco más añadir acerca de esta película, solo terminar diciendo que merece la pena verla, porque es una obra muy bien hecha, en la que se notan los medios invertidos, y que, sin duda, convierten a La Duquesa, en una bellísima película de amores y desamores.

Que aproveche

También te puede interesar

Deja un comentario