‘Death Race’ ( 2008 )

Las críticas de Manuel: Death Race

Después de la interesante crítica realizada por Davicine sobre Quemar después de leer, decidí no incluir la mía, porque, francamente, no hay nada más que aportar.

Así pues, la crítica va a ser de La carrera de la muerte, última pelicula sobre coches que ha llegado a nuestras pantallas. Remake de otra película, de 1975, “Death Race 2000” ( lo cual empieza ya a ser una costumbre ), es un buen entretenimiento para una tarde de domingo.

Entrando ya en los actores, el protagonista, Jason Statham se está convirtiendo en un habitual de películas de coches ( transporter 1 y 2 ), aunque esta vez no le veremos vestido de traje, ni en las espectaculares coreografías de lucha de las anteriores películas. Nos hemos acostumbrado a verle al volante de un coche, y, una vez más, repite arquetipo. Corre el riesgo de encajonarse en este tipo de películas, aunque, al no ser un actor especialmente dotado ( su cara tiene la misma expresividad tanto en las escenas de acción como en las de amor ), se habrá abonado a la fórmula que le sale más rentable.

Natalie Martínez, co protagonista de cartel con Jason, pone el contrapunto femenino a nuestro conductor.

Joan Allen, conocida por su participación en la saga de Bourne, interpreta a “la mala” de la pelicula: La directora de la prisión donde Jason Statham es internado. Se ha apropiado de los papeles de mujer fría, entre papeles, y parece que va a quedar así por mucho tiempo. Su actuación es algo floja. Ciertamente, logra aparentar que es una mujer fría, pero no da ese miedo que se supone debe transmitir ( en teoría, según lo plantean en la película, es una persona capaz de meter el miedo en el cuerpo a un asesino en serie ).

El director, Paul W.S. Anderson, es habitual de las películas de acción. Dirigió, entre otras, la trilogía Resident Evil, y se le nota acostumbrado a dirigir films de este estilo. No hace grandes alardes, con espectacularidad, pero sin marear al espectador.

La pelicula se basa en largas secuencias de acción, con vehículos de todo (TODO) tipo saltando por los aires y conductores muriendo de maneras espectaculares. Nada nuevo por aquí, aunque logra mantener la atención del espectador, entretiene, que es lo que pretende. Poco más se puede decir, porque, francamente, dudo que tenga mayores ambiciones.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *