lunes, mayo 27, 2024

Crítica de ‘White Men Can’t Jump‘: Los blancos siguen sin saber meterla

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
White Men Can’t Jump

En esta adaptación moderna de la icónica película titulada en España Los blancos no la saben meter, Jeremy, un exjugador de baloncesto que vio truncada su carrera por las lesiones, se alía a regañadientes con Jamal, una expromesa que hundió su propio futuro en el deporte. Entre relaciones tensas, presiones económicas y peleas internas, estos dos aficionados al básquet callejero, aparentemente opuestos, se alían en un último intento por vivir sus sueños.

White Men Can’t Jump está dirigida por Calmatic y protagonizada por Jack Harlow, Sinqua Walls, Teyana Taylor, Laura Harrier, Vince Staples y Myles Bullock. La película se estrena en Disney+ el 19 de mayo de 2023.

Un remake para las nuevas generaciones

Vivimos en una ola permanente de remakes y reinicios, de adaptaciones y secuelas, que por momentos parece que se va de las manos y ha ido mucho más allá de revivir la nostalgia de tiempos pasados. En los últimos casos, lejos de ser tan solo emotivas películas que quieren recuperar al público original, intentan alinearse con los nuevos tiempos para llegar a un público joven que no ha llegado ni a oír de la existencia de las originales pero consume lo que se les da en plataformas.

White Men Can’t Jump, la nueva comedia de 20th Century Studios, es una adaptación moderna de la icónica película que homenajea la cultura del básquet callejero de Los Ángeles. La sombra de Woody Harrelson y Wesley Snipes es alargada, pero 30 años después alguien pensó que era necesario un remake adaptado a nuestros tiempos de esta fresca y dinámica comedia. El rapero multiplatino Jack Harlow debuta como actor en el papel de Jeremy, un exjugador de baloncesto que vio truncada su carrera por las lesiones, junto a Sinqua Walls en el papel de Jamal, una expromesa que hundió su propio futuro en el deporte. Entre relaciones tensas, presiones económicas y peleas internas, estos dos aficionados al básquet callejero, aparentemente opuestos, se alían en un último intento por vivir sus sueños.

White Men Can’t Jump

Una historia que vale la pena volver a ver

Que estemos ante una adaptación moderna para un público que consume cine en plataformas y no tenga la calidad para estrenarse en cines no implica que White Men Can’t Jump cuente una mala historia ni que no valga la pena contarla de nuevo. El resultado, una vez obviamos la original y evitamos comparaciones, es una película entretenida e ingeniosa de dos hombres muy diferentes cuyos caminos se cruzan y acaban descubriendo cuán similares son. Como sucediera con la original, no solo entretiene sino que juega con los problemas y prejuicios raciales de una manera interesante sin molestar a nadie pero dejando cierto poso, no abusando en ningún momento de los estereotipos raciales para contar su historia.

El choque racial es parte de la base del humor, con los personajes de Jack Harlow y Sinqua Walls discutiendo en muchos momentos al respecto, funcionando muy bien en pantalla juntos gracias al carisma de cada uno de ellos y los buenos diálogos que tienen, aportando un gran ritmo a la película. Pero no solo ellos destacan, dado que el reparto femenino tiene también un peso importante en la historia, destacando Teyana Taylor como Imani, la esposa de Kamal, y Laura Harrier como Tatiana, la novia de Jeremy, no siendo meros respaldos a las historias de sus parejas en pantalla.

White Men Can’t Jump

La familia es la familia

La aventura de ganar un torneo de baloncesto callejero no es tan importante como el lado personal de sus protagonistas, que deben salir adelante ayudando a sus familias y esposas, destapando la complejidad emocional de estos personajes, ganando sus motivaciones personales a la vanidad y la fama. White Men Can’t Jump se preocupa por hacernos entender a estos personajes para comprender sus motivaciones y sus complejas relaciones familiares mientras el baloncesto les sirve de terapia.

Siendo una película que tiene en el baloncesto un personaje más, es curioso que las escenas de los partidos no sean nada especiales, con coreografías poco imaginativas e incluso un uso de la cámara lenta que sobra y no aporta nada. Esa ausencia de impacto visual puede ser positivo si tenemos en cuenta que el viaje emocional de estos personajes es sencillo y no necesita de florituras para destacar, siendo un viaje típico al que vemos en este tipo de producciones. Al menos, la cantidad de localizaciones al aire libre en Los Ángeles marcan el tono fresco y urbano de la película, ayudando a hacer llegar mejor la historia a los espectadores, algo que también se ve reforzado por la banda sonora.

En resumen, White Men Can’t Jump aborda temas importantes tanto a nivel de sociedad como a nivel personal pero siempre desde el respeto y con humor, y si bien es un remake que nadie jamás pidió, sirve para acercar esta historia a un nuevo público


¿Qué te ha parecido la película White Men Can’t Jump en Disney+?

White Men Can’t Jump

5.9

Puntuación

5.9/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Tráiler ‘Horizon: An American Saga – Capítulo 1’, de Kevin Costner

Kevin Costner dirige los Capítulos 1 y 2 de Horizon: An American Saga - Capítulo 1, una crónica polifacética que abarca la expansión de la...