viernes, abril 19, 2024

Crítica de ‘Los Tres Mosqueteros: D’Artagnan’: Ágil, moderna y entretenida versión de un gran clásico

Las críticas de Laura Zurita:
Los Tres Mosqueteros: D’Artagnan

D’Artagnan (François Civil), un intrépido joven, es dado por muerto tras intentar salvar a una joven de ser secuestrada. Cuando llega a París, intenta por todos los medios encontrar a sus agresores. Sin embargo, ignora que su búsqueda le llevará al corazón de una guerra en la que está en juego el futuro de Francia. Junto a Athos (Vincent Cassel), Porthos (Pio Marmaï) y Aramis (Romain Duris), tres valientes mosqueteros del rey (Louis Garrel), D’Artagnan se enfrenta a las oscuras maquinaciones del cardenal Richelieu. No obstante, es cuando se enamora perdidamente de Constance Bonacieux (Lyna Khoudri), la confidente de la reina (Vicky Krieps), cuando D’Artagnan se pondrá realmente en peligro. Pues esta pasión le llevará tras la pista de quien se convertirá en su gran enemiga: Milady de Winter (Eva Green).

Los Tres Mosqueteros: D’Artagnan está dirigida por Martin Bourboulon, y tiene un reparto de lujo, que incluye a François Civil, Eva Green, Vincent Cassel, Romain Duris, Pio Marmai, Vicky Krieps, Louis Garrel, Lyna Khoudri, Jacob Fortune-Lloyd y Oliver Jackson-Cohen. La película se estrena en España el 14 de abril de 2023 de la mano de DeAPlaneta.

Los Tres Mosqueteros: D´Artagnan

Clásico eterno en versión moderna

Pocas novelas han sido llevadas a la gran pantalla tan a menudo como Los tres Mosqueteros de Alejandro Dumas. En la historia de los mosqueteros hay amistad, amor, aventura y es tan atractiva que ha fascinado a generación tras generación. Ahora llega a las pantallas Los Tres Mosqueteros: D’Artagnan, la primera parte de una superproducción, cuya segunda parte Los Tres Mosqueteros: Milady se estrenará en 2024.

Los Tres Mosqueteros: D’Artagnan es, para los estándares europeos, toda una superproducción, con un presupuesto millonario, unas localizaciones privilegiadas, miles de extras y 650 caballos. En cuanto al reparto, todas las figuras señeras del cine francés (y algunos de otros países) se han unido a la película. De la importancia de la misma habla que se les haya permitido rodar en localizaciones históricas como el Louvre o Versalles.

Cierto es que Los Tres Mosqueteros: D’Artagnan está basada bastante libremente en la novela de Dumas, y ciertos pasajes se han reescrito por completa. En esta versión tenemos ataques terroristas, intento de magnicidio, y algunos personajes son bisexuales. Sin embargo, a pesar de las libertades que se han tomado en los detalles de la historia, se ha procurado una extraordinaria fidelidad en la reconstrucción de las locaciones, el vestuario, los usos y costumbres. Los espadachines se cansan y ensucian en las peleas, hay que cambiar de caballos en las postas, y en las iglesias hace tanto frío que los monjes desprenden vaho al cantar. Por cierto que los mosqueteros, aunque son unos hábiles espadachines, portan mosquetes, y hacen labores que podamos comparar con la de los guardaespaldas modernos,  propias de lo que eran, la guardia personal del Rey.

Los Tres Mosqueteros: D'Artagnan

Ágil e inteligente, con un reparto estelar

Los tres mosqueteros D’Artagnan tiene un guion inteligente y una dirección ágil, y no se hace nada larga, con sus más de dos horas de metraje. La puesta en escena de las peleas es original, y refleja la confusión que deben experimentar los combatientes entre el desorden, las cuchilladas y los disparos. Son luchas sucias y torticeras en lugar de las caballerosas contiendas de esgrima que hemos visto en otras versiones. En un cierto pasaje, los planos cenitales proporcionan unas escenas de una espectacularidad notable. En resumen, se ha combinado un lenguaje de cámara muy moderna con una búsqueda de verosimilitud que hace la acción impactante y cercana.

Como ya se ha mencionado, el reparto es de primer orden. François Civil es un D’Artagnan joven, un tanto torpe, que sube los escalones de dos en dos, un provinciano que intenta que no se le note. Vincent Castell es un Athos de cierta edad (lo que hace más verosímil su historia y su melancolía), cansado, pero siempre elegante. Pio Marmaï encarna un Porthos rollizo, jovial y mortífero. Romain Duris es un Aramis ardientemente creyente y adamado, cubierto de afeites, pero temible en la pelea. La pareja real es también notable, con una Vicky Krieps como una reina digna, devorada por la pasión y el miedo bajo la gélida apariencia y Louis Garrel como un Luis XIII que quiere evitar la guerra, que todos los demás en la Corte parecen desear. Ëric Ruff, Richelieu, aunque tiene un papel pequeño en esta película, se aleja de manera remarcable de entregas anteriores, donde era maquiavélico, hierático y casi irreal. En Los tres mosqueteros: D’Artagnan, el cardenal tiene un aspecto muy humano y confiable, lo que probablemente va a ser usado en el capítulo siguiente.

Los tres mosqueteros: D’Artagnan es una gran producción que entrega una versión moderna del clásico. Una puesta en escena ágil, una excelente ambientación y un reparto estelar la convierten en un visionado muy recomendable.

¿Qué te ha parecido la película Los Tres Mosqueteros: D’Artagnan?

Los Tres Mosqueteros: D'Artagnan

7.1

Puntuación

7.1/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Estreno en cines de ‘The Palace’, lo último de Roman Polanski

Vértigo Films estrenará el próximo día 26 de abril The Palace, la última película del director Roman Polanski, ganador de un Oscar y creador...