jueves, julio 18, 2024

Crítica de ‘Kompromat: El expediente ruso‘: Una película de acción en la enigmática Rusia

Las críticas de Laura Zurita:
Kompromat: El expediente ruso

La vida en Rusia en 2017 no es del todo sencilla y Mathieu Roussel (Gilles Lellouche), un diplomático francés, lo experimentará en primera persona. El protagonista de Kompromat: El expediente ruso será arrestado y encarcelado, alejándolo de su amada hija. El diplomático ha sido víctima de un complot conocido como «Kompromat», en el que descubre que se han utilizado documentos falsos por el servicio secreto ruso para comprometer a un enemigo del gobierno. Mathieu Roussel se enfrentará a una cadena perpetua e intentará escapar para regresar a Francia.

Kompromat: El expediente ruso está dirigida por Jérôme Salle e interpretada por Gilles Lellouche, Joanna Kulig, Michael Gorevoy, Sasha Piltsin y Mikhail Safronov. La película se estrena en España el 27 de enero de 2023 de la mano de A Contracorriente Films.

Kompromat como arma

Es bien conocido el comentario de Churchill sobre Rusia, que era “un acertijo, envuelto en un misterio, dentro de un enigma, pero quizá haya una clave». Y en Kompromat:El expediente ruso tenemos esa impresión de estar rodeados de enigmas y de secretos. Al iniciar la obra estamos en un espectáculo de danza moderna en el que dos hombres se compaginan, se retuercen, se rodean el uno al otro, y, para el horror de la sala, se besan. Es evidente que eso es demasiado para el público.

Un expatriado que trabaja en la Alianza Francesa, Mathieu, (Gilles Lellouche) nuestro protagonista, está en la fiesta, entre la alegría del estreno y la desagradable sorpresa de la reacción de los espectadores. Conoce allí a una hermosa mujer, Svetlana (Joanna Kulig) y a un triste anciano que resulta de ser del Servicio de Inteligencia Extranjera, la versión moderna de la KGB. Poco después, se ve acusado de un crimen horrible, imperdonable, que le asegura el terror y la muerte en la cárcel. La acción progresa de forma implacable, desde la detención de Mathieu su prisión, y su lucha por sobre vivir y por escapar. Mathieu se convierte en víctima de kompromat, el término ruso para describir los materiales comprometedores sobre un político u otra figura pública. Tales materiales pueden ser usados para crear publicidad negativa, como chantaje, o para asegurar lealtad. El kompromat puede ser obtenido desde varios servicios de seguridad, o creados completamente. La defensa de Mathieu es una lucha desigual, un hombre corriente y su abogado contra un estado opresor y todopoderoso, un enemigo omnipresente que se sabe intocable.

Guion con nervio y sentido del ritmo

La historia está basada en un hecho real, en el que la víctima es un extranjero. Un francés, director de la alianza francesa en una ciudad rusa, se vio sometido a un expediente fraudulento durante su estancia en Rusia. Las acciones concretas en Kompromat: El expediente ruso están ficcionadas, en un guion escrito con nervio y buen sentido del ritmo. Nos da muchas claves de la personalidad de nuestro protagonista, que no es un héroe todopoderoso al estilo de Liam Neeson, pero sí una persona inteligente y con recursos.

El director, con acierto, prefiere no explicar demasiado sobre el dossier comprometedor, salvo que es falso, ni de quién ni por qué quiere perjudicarlo, lo que es una decisión sabia al no emplear las energías en ello, y quedarse en la esencia de la historia. La tensión no nace de la búsqueda de respuestas en cuanto a si el expediente es cierto, que no lo es (eso hubiera sido otra película, una interesante, seguro, pero no cabe en esta historia). No se trata de buscar las razones para que abran el expediente, que poco importan para la acción. No en vano, Svetlana a menudo responde con evasivas a las preguntas de por qué. Lo que lleva la acción hacia adelante y mantiene la tensión es saber cómo Mathieu intenta luchar contra su poderoso enemigo y si va a conseguir sobrevivir. Y con eso se consigue una película de acción, solvente y bien contada.

Pesadumbre e impotencia

Pero, tras esa escenografía de acción, hay un fuerte sentimiento de tristeza en Kompromat: El expediente ruso. No en vano transcurre en un crudo invierno donde el sol casi no asoma. Hay pocos puntos de desesperanza en la película. El cariño arrollador de un padre por su hija, la integridad de nuestro protagonista, la fuerte química entre Mathieu y Svetlana. Y otra historia de amor, discreta y humilde, que no es ni obvia ni glamurosa, pero sí profunda y verdadera.

La fotografía es sobria y oscura, y la ambientación está llena de habitaciones tristes y cochambrosas, edificios anticuados, una pobreza desilusionada y un invierno ruso húmedo, neblinoso y gélido. Hay una pesadumbre profunda que subyace en las imágenes, una desesperación que no es solo de nuestro héroe perseguido, sino de todo un pueblo sometido a una dictadura omnipresente.

No es raro que nos encontramos películas, incluso buenas películas, que acaban de manera desabrida, o excesiva, o impertinente, en resumen, finales muy mal hechos. Por eso alegra tanto ver un final como de esta película, preciso, relevante y bien definido, que nos deja un buen sabor de boca y se abre a la esperanza que tanto faltaba en la película

Kompromat: El expediente ruso es una película de acción bien contada sobre un hombre enfrentado con un enemigo todopoderoso.


¿Qué te ha parecido la película Kompromat: El expediente ruso

Kompromat: El expediente ruso

7

Puntuación

7.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Síguenos

9,670FansMe gusta
2,070SeguidoresSeguir
500SeguidoresSeguir
23,108SeguidoresSeguir
5,210SuscriptoresSuscribirte
- Publicidad-

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

Fecha de estreno y teaser tráiler de ‘Citadel: Diana’, con Matilda De Angelis

Prime Video ha desvelado el teaser tráiler de la esperada serie italiana sobre el apasionante mundo de Citadel, Citadel: Diana, y ha anunciado que...