Crítica de ‘El retorno de las brujas 2‘: El nostálgico regreso de las brujas

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
El retorno de las brujas 2

Han pasado 29 años desde que alguien encendió la Vela de la Llama Negra y resucitó a las hermanas Sanderson del siglo XVII, y ahora buscan venganza. De tres estudiantes de secundaria depende impedir que las voraces brujas causen un nuevo tipo de estrago en Salem antes del amanecer el día de Halloween. Dirigida por Anne Fletcher, El retorno de las brujas 2 está protagonizada por Bette Midler, Sarah Jessica Parker, Kathy Najimy, Belissa Escobedo, Whitney Peak, Lilia Buckingham, Hannah Waddingham, Sam Richardson, Doug Jones, Dan Finnerty, Joshua Allan Eads, Tony Hale, Froy Gutierrez y Anastasia Mousis Sanidopoulos. La película se estrena en Disney+ el 30 de septiembre de 2022.

¿Un retorno esperado?

Disney no para de rehacer sus clásicos, convirtiéndolos en versiones contemporáneas. Si bien estamos acostumbrados a ver sus clásicos animados convertidos en películas con actores de carne y hueso, también a veces recuperan títulos originales para realizar sus pertinentes secuelas, aunque lo lógico es que sea de éxitos de antaño. El regreso de las brujas no fue el éxito que esperaba Disney en su momento, pero eso no ha impedido que recuperen su historia para una nueva película, sobre todo al haber conseguido convertirse en una película de culto con el paso de los años.

La comedia El retorno de las brujas 2 es una secuela del clásico de culto de Halloween de 1993 que trae de vuelta a las maravillosamente malvadas hermanas Sanderson para más caos cómico. Han pasado 29 años desde que alguien encendió la Vela de la Llama Negra y resucitó a las hermanas del siglo XVII, y ahora buscan venganza. Las amigas Becca (Whitney Peak) e Izzy (Belissa Escobedo) solo querían divertirse un poco juntas, pues al fin y al cabo es Halloween. Sin embargo, cuando encienden la vela que Gilbert (Sam Richardson), el dueño de una pequeña tienda de magia, les había regalado previamente, se horrorizan al descubrir que se trata de una vela mágica. Sin darse cuenta, despiertan a las tres hermanas Sanderson, Winnie (Bette Midler), Mary (Kathy Najimy) y Sarah (Sarah Jessica Parker). Encantadas de estar entre la gente de nuevo, las tres brujas inmediatamente se ponen manos a la obra, pues necesitan merendarse algunos niños antes del amanecer para poder alcanzar la eterna juventud. Y quieren empezar con las dos niñas…

Guion poco original para unas originales villanas

La película original no logró más de 45 millones de dólares en recaudación, algo que es muy poco si lo vemos desde la perspectiva actual, y puede que ese sea el motivo por el que no han querido arriesgarse a llevar esta secuela a los cines, siendo estrenada directamente en Disney+ con la intención de ser la película más visionada en Halloween, especialmente al contar con parte del reparto original que no ha querido faltar a esta cita, lo que es una buena noticia.

Vista sin mayores expectativas que el mero entretenimiento y la nostalgia, siempre es un lujo ver de nuevo a las tres brujas protagonistas, habiendo sido ellas las responsables de hacer que El retorno de las brujas fuera la película que es hoy, con Bette Midler, Sarah Jessica Parker y Kathy Najimy al frente del reparto. Para las tres actrices ha pasado el tiempo, pero apenas parecen haber envejecido debajo de su maquillaje y pelucas, además de no haber perdido la energía y el entusiasmo que mostraron en su primera entrega, con ganas de hacer reír y plantar cara en pantalla, lo que dejan claro desde su épica y musical aparición en esta nueva aventura.

Ver villanos de antaño en pantalla no es algo novedoso, pues Disney sabe cómo realizar historias en las reescriben las vidas de los villanos, como Maléfica y Cruella, y aquí intentan mostrarnos cómo es el reencuentro de estas tres brujas 30 años después, enfrentadas a un nuevo mundo. Kathy Najimy parece que se divierte en cada una de sus escenas, mientras que Sarah Jessica Parker luce divertida como una auténtica cabeza hueca, pero es Bette Midler la que acapara toda la atención y es la estrella más cotizada aquí, siendo el personaje y la actriz que más recordaremos tras el visionado de la película.

Creo que es un placer cuando los actores de antaño pueden volver a sus roles icónicos y acercarlos a nuevos espectadores. Pero además, respetando la historia central con estas tres actrices, han elegido a jóvenes actores para los personajes que intentan frustrar los malvados planes de las Sanderson. Así, Belissa Escobedo, Whitney Peak y Lilia Buckingham interpretan a estas entusiastas de la brujería que, en el fondo, son las entrometidas adolescentes que las hermanas simplemente odian. Las tres jóvenes estrellas complementan al trío original, y no debemos olvidar a Sam Richardson como una maravillosa incorporación al elenco, sirviendo de puente entre las hermanas y las jóvenes.

Difícil mantener las sensaciones de la original

Lástima que el entusiasmo de las actrices no sea el mismo que el de los guionistas o la directora Anne Fletcher, quien acostumbra a dirigir comedias de todo tipo, muchas de las cuales han logrado cierto reconocimiento pero sin sobresalir de la media, lo que parece pasará con esta película, a la que ha sido incapaz de dotar de cierta originalidad o imaginación, y gusta cuando evoca la nostalgia del pasado más que cuando fuerza el humor.

Al igual que El retorno de las brujas, esta secuela busca conquistar al público más pequeño, lo que no tiene nada de malo, evitando personajes que se salgan de lo que es políticamente correcto, y plagando la historia de clichés, humor muy tontorrón (como el momento en el que vuelan en aspiradoras Dyson e incluso patinan por el aire en robots Roomba) y escenas musicales que nos descolocan. Los mejores momentos cómicos llegan de los clichés que esperábamos ver, con los conflictos de las brujas al enfrentarse a un nuevo mundo que no existía hace 30 años, pudiendo el público adulto encontrar algo bueno en todo esto si la ve con buenos ojos y sin demasiadas expectativas, o como fan de la original, pero lo lógico es que entretenga más a los más jóvenes de la casa que no necesitarán ver la original para entender esta nueva historia.

El retorno de las brujas 2 es la típica secuela de Disney realizada con el objetivo de ganar dinero, lo que no es algo que debamos criticar, pues cualquier estudio cinematográfico quiere sacar rentabilidad a sus productos, y aunque no es una secuela que necesitáramos ver, al menos entretiene por su entusiasmado reparto, mostrando respeto por la original y capturando su nostalgia.


¿Qué te ha parecido la película El retorno de las brujas 2?

El retorno de las brujas 2

6.5

Puntuación

6.5/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: