Estreno en cines de ‘Matrioskas, las niñas de la guerra’, de Helena Bengoetxea

La película Matrioskas, las niñas de la guerra de Helena Bengoetxea llega a las salas de cine tras su paso por la 36 Muestra Internacional de Cine y Mujeres que se celebró en Pamplona el pasado mes de junio.

Teresa, Alicia, Araceli y Julia son cuatro ancianas nonagenarias, aparentemente comunes, que esconden cuatro vidas extraordinarias marcadas por el desarraigo y el exilio: de España a Rusia y después a Cuba. Mujeres hechas a sí mismas y heroínas de su propia trayectoria, sus recuerdos del hambre, el frío y la guerra se entremezclan con la nostalgia por un hogar que las acogió y ya no existe, la lejanía de un territorio que apenas conocen y, para algunas, la vuelta a un país que no es el que soñaron.

Inspirada en el pensamiento y la obra de María Zambrano, Carmen Martín Gaite o Andrei Tarkovski, así como en la película de Susana de Souza Dias 48  y en los cortometrajes Carosello de Jorge Quintela y Saba de Gregorio Graziosi y Thereza Menezes, Matrioskas, las niñas de la guerra está escrita y dirigida por Helena Bengoetxea.

Estrenada en la 63ª edición del Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao , y presentada en la 25 edición del festival de Málaga y en el 19º Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián, la ópera prima de Helena Bengoetxea se acerca a cuatro “niñas de la guerra” que durante la contienda civil española fueron enviadas a Rusia y Ucrania siendo niñas y, tras la Segunda Guerra Mundial, emigraron a Cuba. Cuatro mujeres, hijas del exilio, que son desconocidas en su país de origen y olvidadas en el de acogida.

El film retrata su resistencia y capacidad de adaptación tras ser testigos de la guerra, el exilio, el peso emocional de la Unión Soviética, el socialismo… Sus recuerdos pueblan esta historia en forma de libros, fotos o matrioskas, esas muñecas tradicionales rusas que son un elemento recurrente en la película; un souvenir que aparece en el hogar de todas, pero también el símbolo que representa la riqueza de sus vidas, la multiplicidad de situaciones y recorridos vitales. Vidas dentro de otras vidas.

Helena Bengoetxea ha dicho:

La memoria resulta un elemento fundamental en este film, como conocimiento y reivindicación histórica, y memoria como mecanismo personal de supervivencia, memorias que se entremezclan y cuya pérdida es tanto individual como colectiva, en un proceso de doble exilio, forzado el primero y por voluntad propia el segundo.

La trayectoria y experiencia de nuestras protagonistas, todas mujeres, reivindica sobre todo la memoria como genealogía femenina, genealogía que también conforma lo que ahora nosotras somos y dónde estamos.

Matrioskas, las niñas de la guerra ya se ha estrenado en Golem Yamaguchi de Pamplona. El próximo día 20 de septiembre la película llega a Golem Madrid con un pase a las 19:30h, y el día 22 se presentará en Cines Vangolem de Burgos.

Matriuskas, las niñas de la guerra

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: