Crítica de ‘Masa (Deg / Dough)’: Todo por la pasta

Las críticas de Daniel Farriol:
Masa (Deg / Dough)

Masa (Deg / Dough) es una serie sueca creada por Levan Akin (Solo nos queda bailar, Certain People) y Mattias Johansson Skoglund (Losers), que también codirigen y se reparten los episodios junto a Måns Månsson (The Yard, Dinero fácil), y los coescriben junto a Sara Bergmark Elfgren (El círculo).

Este thriller criminal dopado con humor negro sigue la historia de dos mujeres que se ven envueltas en una trama de robos y asesinatos. Malou se encuentra por casualidad una bolsa con 47 millones de coronas suecas y decide blanquear el dinero abriendo una cafetería-panadería para la que contratará a Liana como dependienta, sin saber que es la ex novia del atracador que robó y escondió ese dinero.

Está protagonizada por Helena af Sandeberg (Arenas movedizas, El hipnotista), Bianca Kronlöf (Thin Ice, Underdog), Johan Hedenberg (Cryptid, Más allá de la frontera), Olle af Klercker, Nikole Baronas, Eva Melander, Willjam Lempling y Suni Munshi. La primera temporada de la serie se ha estrenado en España a través de Filmin el día 5 de Julio de 2022.

Dos mujeres y 47 millones de coronas suecas

Masa (Deg / Dough) es una serie nórdica, coproducción de Suecia y Finlandia, que ha sido catalogada como la Breaking Bad en clave femenina, un thriller criminal atravesado por un grueso humor negro que la emparenta con Weeds y la aleja bastante de la formulación habitual a que nos tiene acostumbrado el noir escandinavo. La trama nos muestra a dos mujeres de personalidades muy distintas, Malou (Helena af Sandeberg) y Liana (Bianca Kronlöf), que a su vez representan a dos clases sociales opuestas, pero que deberán unir esfuerzos para encontrar una salida a sus problemas.

Malou es una mujer de clase alta que vive con su hijo adolescente, Hugo (Olle af Klercker), el cuál está lidiando en secreto con su identidad sexual. La mujer no está pasando por un buen momento, las deudas y los acreedores le acechan, así que debe cerrar su negocio mientras intenta mantener una respetable imagen en redes sociales y en los encuentros con sus amigas, todas ellas pertenecientes a la clase alta de la ciudad. Un golpe de suerte inesperado le hará encontrarse una bolsa enterrada en el bosque que contiene 47 millones de coronas suecas, un hallazgo que puede ser la solución a todos sus problemas económicos, pero a la vez se convertirá en el peligroso foco de una trama criminal por tratarse de dinero robado.

Por su parte, Liana, es una madre soltera que no tiene donde caerse muerta junto a su hija pequeña, Heaven (Nikole Baronas). Procede de un mundo totalmente distinto al de Malou, acaba de perder su empleo como camarera y se ve obligada a robar comida en el supermercado para subsistir. Su ex novio está en prisión por haber robado un dinero que nunca se encontró, pero que unos mafiosos siguen buscando… Efectivamente, ese dinero es el que se encuentra Malou y el azar (un poco pillado por los pelos) hace que el mismo día que Malou alquile una cafetería-panadería para mantener su estatus social frente a sus amigas, Liana entre en el establecimiento para pedirle trabajo como dependienta… Sus caminos se cruzarán irremediablemente y las dispondrán frente a toda la gente que sigue el rastro del dinero del robo para recuperarlo…

En ‘Masa’ todos son Pinkman

La mayor diferencia que encontramos entre Masa (Deg / Dough) y Breaking Bad es que aquí todos los personajes que aparecen son unos perdedores que se regodean en un patetismo absoluto. Walter White era un hombre de familia normal que se transformaba en un capo de la mafia gracias a su brillante inteligencia y una ausencia de escrúpulos que iba en aumento, utilizando para esos fines a su compañero de aventuras Jesse Pinkman que sí era un pobre desgraciado. Pues en Masa (Deg / Dough) todos son como Pinkman, desde las dos protagonistas hasta los mafiosos que las persiguen. La serie retrata desde el humor un mundo de fracasados e inútiles en cuyas acciones siempre eligen el camino equivocado, algo que les lleva a acumular más problemas y contratiempos dentro de sus planes previstos.

A veces, esa descripción de personajes se hace cuesta arriba, no es fácil empatizar o sentir siquiera lástima por gente que está abonada a las dificultades en su vida con todo merecimiento, ya sea por sus malas acciones o por una estupidez supina. La serie creada por Levan Akin y Mattias Johansson Skoglund es un thriller irregular pero, por momentos, original que funciona mucho mejor cuando se centra en las desventuras de Malou y Liana, a las que se tarda demasiado en unir en su deriva criminal, tal vez, pensando en una segunda temporada.

Sin embargo, se vuelve más convencional y aburrida cuando concentra sus esfuerzos en la subtrama de los mafiosos con sus constantes engaños y deslealtales (previsibles), especialmente Steffe (Philip Oros), el ex de Liana, un tipo insoportable, aunque sí hay que destacar el inmenso trabajo que realiza Johan Hedenberg como Kangas, ese mafioso con problemas cardíacos que vive obsesionado con el dinero de manera enfermiza. Aún así, dado el carácter desenfadado de la serie, son Malou y Liana las que distinguen esta historia de otras intrigas similares, son ellas las que soportan el peso de la trama sobre sus hombros.

Mucho dinero y pocas nueces

Sorprende que detrás de Masa (Deg / Dough) se encuentre el cineasta sueco de ascendencia georgiana Levan Akin, autor de la maravillosa Solo nos queda bailar (2019), inolvidable drama sobre un bailarín homosexual especializado en danza tradicional georgiana que desafiaba las convenciones sociales. Así que el cambio de registro del director en esta serie es absoluto, del drama íntimo con enorme calado emocional y unas raíces arraigadas a su país de procedencia, pasa a esta comedia negra desmadrada a la que incorpora una violencia de tintes americanizados que va in crescendo recordando al cine de Tarantino o de los hermanos Coen.

La serie es una crítica mordaz a la codicia inherente a la condición humana, pero también a nuestra dependencia emocional a la imagen de nosotros mismos transmitimos a los demás. Masa (Deg / Dough) está rodada con solvencia, es entretenida y realiza una buena caracterización de personajes en su desfile de seres antipáticos y miserables, aunque como decíamos antes el verdadero hallazgo resulta ser el binomio formado por Malou y Liana, y las dos actrices que les dan vida, Helena af SandebergBianca Kronlöf. Dicen que el dinero no da la felicidad, pero con 47 millones de coronas suecas (casi 4 millones y medio de euros) debería ser mucho más fácil de lo que plantea la serie.

 

Listado de episodios de ‘Masa’

Masa (Deg / Dough) es una serie sueca compuesta por 8 episodios de unos 40-45 minutos cada uno.

Episodio 1

Malou en plena quiebra encuentra una bolsa con 47 millones de coronas robadas. Ella espera usarlo para salvar su tienda de diseño en bancarrota, pero la ex novia del ladrón, Liana, todavía está buscando el dinero y por casualidad es contratada por Malou como dependienta en su nuevo negocio.

Episodio 2

Malou usa la panadería para lavar el dinero robado, pero un viejo amigo comienza a hacerle demasiadas preguntas. El ex de Liana, el ladrón Steffe, intenta ponerse en contacto con ella desde la prisión.

Episodio 3

Malou se encuentra en una situación estresante y le pide ayuda a su viejo amigo Joakim. Kangas comienza a sospechar que Steffe está planeando algo. Liana recibe la visita inesperada de un pariente cercano que pone patas arriba su día a día.

Episodio 4

Malou está aterrorizado y Liana está enojada por la traición de Steffe. Se aclaran los interrogantes en torno a lo sucedido durante el dramático robo.

Episodio 5

Kangas lucha con su salud mientras Gubben lo presiona para que solucione el asunto del dinero. Steffe tiene una pista para seguir, que conduce directamente al círculo de Malou.

Episodio 6

A medida que crece la paranoia de Malou, solicita la ayuda de Joakim para rastrear a las personas que hay detrás del robo. Sin embargo, aparece una amenaza imprevista para su negocio en la panadería.

Episodio 7

Las sospechas de Liana crecen. Hugo intenta lidiar con el conocimiento de lo que se esconde en el jacuzzi y las consecuencias después de la fiesta.

Episodio 8

Malou y Liana tienen un plan, pero las consecuencias de sus elecciones comienzan a afectarlas. Kangas está cada vez más desesperado y peligroso en su búsqueda del dinero que pueda comprarle un billete de salida a la situación.


¿Qué te ha parecido la serie?

Masa

6.8

Puntuación

6.8/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: