Crítica de ‘Fanático’: La quimera del éxito

Las críticas de Daniel Farriol:
Fanático

Fanático es una miniserie española creada y escrita por Dani del Águila, Federico Maniá y Yago de Torres, que cuenta en la dirección con Roger Gual (Menú degustación, 7 años). La historia sigue a Lázaro, un joven del extrarradio que es fan incondicional de Quimera, el mayor ídolo de la música trap en España, al que físicamente se le parece mucho. Tras un trágico concierto donde el cantante muere por sobredosis, Lázaro asumirá su identidad y comenzará a vivir la vida que siempre ha soñado, pero ser una estrella también conlleva sus riesgos. Está protagonizada por Lorenzo Ferro (El ángel, El marginal 3), Dollar Selmouni, Carlota Urdiales, Eva Almeida, Fernando Valdivieso, Roger Gual, Elena Matateyou y Sergio Santino. La serie se ha estrenado en Netflix el día 29 de Julio de 2022.

Capítulos cortos como una estrofa de trap

Fanático es una miniserie sobre el lado oscuro de la fama y sobre el peligro de querer convertirse en alguien que no somos. La serie ha sido creada por el triunvirato formado por Dani del Águila, Federico Maniá y Yago de Torres, con un enfoque de marketing que, en principio, parecía dirigido al público juvenil. Para ello fue vendida con capítulos de apenas 10 minutos de duración cada uno, ideales para ver en tabletas, ordenadores y smartphones que, nos guste o no a los más puristas, es donde se consume hoy en día la mayoría de películas y series por parte de los espectadores más jóvenes. Finalmente los 10 capítulos previstos se redujeron tan solo a 5 con una duración que oscila entre los 15 y 21 minutos, créditos incluidos, lo que hace que igualmente sean de consumo rápido y puedan verse de un tirón.

El argumento nos muestra a Quimera (Lorenzo Ferro), un ídolo del trap (música con raíces en el rap, pero con más bases electrónicas y autotune), que en plena cúspide de su éxito muere durante un concierto debido al consumo excesivo de drogas y alcohol. Entre el entusiasta publico se encuentra el joven Lázaro (Lorenzo Ferro), un fan incondicional que, además, tiene un parecido físico extraordinario con el cantante. El fan se convertirá entonces en ídolo o, al menos, buscará asumir su identidad para continuar con su legado musical, algo que muchos verán como una oportunidad única para seguir ganando dinero a costa del artista muerto.

Serie juvenil con trasfondo adulto

El director Roger Gual utiliza una realización ágil y vistosa, con una fotografía colorida y un montaje rápido, lo que hace que te mantengas enganchado a la pantalla sin apenas pestañear al no encontrar tiempos muertos en la acción. Todo sucede muy rápido, a veces casi demasiado. Fanático alcanza, pues, el cometido que tenía de acercarse al público joven sirviéndose de su mismo lenguaje audiovisual, sin embargo, también contiene un trasfondo mucho más adulto de lo habitual en este tipo de productos hechos con «plantilla de plataforma», así que hay que prestarle más atención y no desdeñarlo por el simple hecho de ser una producción de Netflix.

Ya podemos ver esto desde el principio con la escenificación del entorno de extrarradio, casi marginal, donde vive Lázaro con su familia y amigos. Son gente de barrio obrero, de clase baja, con mucha inmigración y pobreza mezclada con gente autóctona con pocas oportunidades para prosperar. Lázaro es un rider que trabaja sirviendo comida a domicilio, a la intemperie y bajo la lluvia si es necesario, siendo recibido con cierto desdén por gente más pudiente. Cuando se le rompe la bolsa donde transporta la comida, la empresa para la que trabaja no se hace cargo y le insta a que se compre él mismo una nueva bolsa. A grandes trazos y con un poco de brocha gorda se nos habla de las pésimas condiciones que tienen que asumir muchos jóvenes en su llegada al mercado laboral.

El futuro incierto de una generación

Es importante ese contexto social para entender mejor las motivaciones de Lázaro y su obsesión por Quimera (nombre que en sí mismo ya significa un sueño casi imposible de realizar). La muerte del ídolo es una oportunidad para suplantarlo y lograr todo lo que siempre ha deseado, fama, dinero, lujos, ser admirado por los otros… Lo que muchos considerarían una vida plena. Fanático nos habla de un presente muy vivo en el que ser influencer en redes sociales o famosete en un reality televisivo se ha convertido en el objetivo de muchos jóvenes que prefieren ese mundo artificial (y efímero) a luchar por logros que estén relacionados con su capacidades o habilidades para hallar un futuro duradero.

Las distintas crisis económicas, la pandemia, la subida de la inflación y otros males inherentes a la competitividad globalizada, son asuntos que han dejado a una generación huérfana de verdaderas ilusiones y con un futuro demasiado incierto. Todo eso queda patente en la serie cuando, irónicamente, la resurrección de Lázaro conlleva el convertirse en otra persona que renuncia a enfrentarse a su verdadero yo, a su familia, a su novia… ¿Hasta cuándo podrá llevar una vida que no es la suya?

La fiesta y el circo

Lázaro se transforma en Quimera, pero el sueño de neón no es como parecía desde la oscuridad de su existencia. En Fanático se hace un bosquejo simple de los intereses económicos que mueven la industria de la música (también aplicable al cine), así como obtener la fama conlleva también tener a mucha gente a tu alrededor que quiere decidir por ti o seguir la estela que deja el dinero que generas. La fama es una fiesta con acceso indiscriminado a drogas y alcohol que no puede durar para siempre, una felicidad fake que disfraza la realidad cotidiana y que podría acabar con otro cantante tirado encima del escenario.

La corta duración de la serie no le permite profundizar en exceso en todas estas cuestiones planteadas, pero se agradece que puedan vislumbrarse durante una trama que no deja respiro y que culmina con la secuencia de un programa televisivo humorístico donde se incide en todo ese circo que hay alrededor de la fama y el éxito. Fanático es una serie dramática más interesante de lo previsible en un principio, con un buen perfilado de personajes y una notable doble actuación del argentino Lorenzo Ferro, sin que tampoco sea necesario un público amante del trap para ser disfrutada (algo que personalmente agradezco). La duda que queda tras el visionado de los 5 capítulos es si los creadores tienen previsto darle una continuidad y realizar una segunda temporada, el final deja la puerta abierta, aunque en mi opinión no creo que fuera necesario.

 

Listado de episodios de ‘Fanático’

La miniserie española Fanático está compuesta por 5 episodios cortos de entre 15 y 21 minutos cada uno.

Episodio 1 – Quimera

Cuando Lázaro queda con sus amigos en el concierto de Quimera después del trabajo, ocurre lo impensable… y la tragedia pronto da paso a una gran oportunidad.

Episodio 2 – En carne y hueso

Lázaro empieza a sacarle el máximo partido a su gran parecido con Quimera y se cuela en una fiesta playera.

Episodio 3 – Un privilegio

Héctor le hace una propuesta a Lázaro, que decide sumergirse de lleno en su nuevo estilo de vida. Mia, la novia de Salva, tiene dudas sobre su plan.

Episodio 4 – El arte de los negocios

El equipo le presenta su idea a la discográfica de Quimera. El debut en televisión de Lázaro levanta ampollas.

Episodio 5 – Lázaro

Lázaro no recibe la bienvenida que esperaba cuando vuelve a casa. Mientras se prepara para su primera actuación como Quimera, va a tener que elegir qué camino seguir.


¿Qué te ha parecido la serie?

Fanático

7

Puntuación

7.0/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: