Ciclo David Lynch: Crítica de ‘Darkened Room’ (2002)

Las críticas de Daniel Farriol:
Ciclo David Lynch
Darkened Room (2002)
-cortometraje-

Darkened Room es un cortometraje de intriga surrealista escrito y dirigido por David Lynch. La historia nos sitúa en una enigmática habitación oscura donde aparece una chica llorando. Tras eso otra chica de origen oriental nos habla de ella. Está protagonizada por Jordan Ladd, Etsuko Shikata y Cerina Vincent. Duración: 8 minutos (existe una segunda versión de 11 minutos).

Lynch digital

Con el inicio del siglo XXI en marcha y con cada vez más dificultades para financiar sus proyectos de cine, David Lynch se lanzó de lleno a experimentar con el vídeo digital, con una cámara Mini DV, de cara a autofinanciarse la que hasta la fecha es su última película Inland Empire (2006). A través de su página web compartía esos cortos, desvaríos o probaturas que iba realizando en formato doméstico y sin apenas recursos económicos, siendo Darkened Room una de las obras más interesantes de las realizadas en ese periodo, pese a no encontrarse ni mucho menos entre lo más destacado de su filmografía.

El corto parece un híbrido inconcreto que marca la transición estilística llevada a cabo de Mullholland Drive (2001) a la citada Inland Empire, pero también podría verse como un descarte de las escenas oníricas de Twin Peaks: Fuego camina conmigo (1992) o, más bien, una remasterización de la famosa Red Room adaptándola a los tiempos de internet y sus relaciones confusas siempre compartimentadas tras las pantallas de nuestros dispositivos digitales. Son ocho inquietantes minutos en la versión que compartió (y luego retiró) en la web y 11 minutos en la versión íntegra que apareció editada posteriormente en una antología de trabajos cortos del cineasta publicados bajo el nombre de «Dynamic:01».

Tres mujeres relacionadas en un asunto poco claro

La historia de Darkened Room nos muestra de inicio a una chica de origen asiático que, rompiendo la cuarta pared, nos interpela directamente a los espectadores sobre si «hemos visto a su amiga». La actriz que interpreta ese papel se llama Etsuko Shikata y, en realidad, es una yogui (practicante de yoga) de Tokio que cuelga sus ejercicios en Instagram, según los créditos del corto aquí se interpreta a sí misma. La chica japonesa nos habla de plátanos y sobre su amiga. Eso nos lleva a una segunda parte del corto, la más lynchiana, donde vemos presuntamente a esa amiga, una chica rubia que está sentada en el sofá de una habitación oscura donde destaca la presencia de un muñeco de ventrílocuo tirado en el suelo. Al parecer está encerrada allí por algo que ha hecho y nunca sabremos exactamente qué es. Su rostro quejumbroso y el rímel corrido de sus ojos denotan que ha estado llorando largo y tendido.

Llegamos entonces a la tercera parte del corto, en la que una tercera mujer entra a la habitación para recriminar a la chica rubia la culpa que tiene sobre ese suceso que nunca se nos revela de forma fehaciente. El fundido a negro final nos oculta deliberadamente esa información y deja al espectador quién sea el que rellene el hueco si lo considera oportuno. Esa parte final del corto está rodada mediante una sucesión de planos/contraplanos, grabados cámara en mano, con unos picados/contrapicados salvajes de los que se desprende una relación de poder/sumisión. Sin embargo, la cuidada estética de Lynch queda aquí afeada y sin la creatividad habitual de su autor que solo se refleja mediante la utilización de unos sonidos industriales en la banda sonora que inciden en la creación de una desasosegante atmósfera.

Entre la experimentación y la broma pesada, Darkened Room traza un juego de espejos a través de las tres mujeres del corto para seguir explorando el tema de la identidad escindida que retrata con mucho más detalle en su enigmática trilogía angelina.


¿Qué te ha parecido el cortometraje?

Darkened Room

6.7

Puntuación

6.7/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: