Crítica de ‘Capitani (Temporada 2)’: Los bajos fondos de Luxemburgo

Las críticas de Daniel Farriol:
Capitani (Temporada 2)

Capitani (Temporada 2) es una serie policíaca luxemburguesa creada por Thierry Faber, dirigida por Christophe Wagner y co-escrita por ambos junto a Eric Lamhene. Los tres ya trabajaron juntos en la serie Comeback. Luc Capitani, que ahora vive en la capital de Luxemburgo, acepta un trabajo que desemboca en una investigación de asesinato relacionada con los bajos fondos de la ciudad. Está protagonizada por Luc Schiltz, Sophie Mousel, Edita Malovčić, Edson Anibal, Tommy Schlesser, André Jung, Lydia Indjova, Brigitte Urhausen y Adrien Papritz. La primera temporada de la serie se estrenó en Netflix el día 11 de Febrero de 2021, puedes leer la crítica aquí. Esta segunda temporada el 8 de Julio de 2022.

Capitani regresa a la capital

Tras la pequeña sorpresa que supuso la primera temporada de la serie policíaca luxemburguesa Capitani nos llega ahora una decepcionante continuación que no encuentra la fórmula para volvernos a seducir. Luc Capitani (Luc Schiltz), el detective malcarado y arisco que investigaba el asesinato de una adolescente en una cerrada comunidad en un pueblo lleno de mentirosos, se muda ahora a la capital para protagonizar una trama totalmente independiente con un plantel renovado de personajes donde tan solo repite la agente de policía Elsa Ley (Sophie Mousel) y algún secundario más como la misteriosa Carla Pereira (Brigitte Urhausen).

Han transcurrido varios años desde el anterior caso y pronto nos enteraremos de que Luc ha dejado de ser policía y que hasta hace poco estaba encerrado en prisión acusado de asesinato. Mientras está adaptándose a su nueva vida lejos de la policía recibe el encargo de una prostituta llamada Bianca (Lydia Indjova) para que investigue la desaparición de una amiga. El ex policía pronto se introducirá en los bajos fondos de la ciudad, planteándose un peligroso juego a tres bandas que le llevará a trabajar en la seguridad de Valentina Draga (Edita Malovčić), una poderoso mujer que regenta uno de los negocios de prostitución más importantes de la ciudad, al tiempo que colabora con su viejo compañera Elsa y es chantajeado en secreto por alguien de una organización gubernamental para que trabaje como infiltrado en el mundo criminal y pueda facilitarles información de primera mano a cambio de no sacar a la luz el pasado del ex policía que le devolvería a la cárcel.

Una temporada independiente de la anterior

De ese modo, por trama y personajes, la segunda temporada de Capitani es casi como ver una serie completamente nueva a la que podemos acercarnos de manera independiente a la primera temporada o sin recordar demasiado lo que allí sucedía. No tienen nada que ver. Por desgracia, en el nuevo escenario que cambia lo rural por lo urbano, se pierde frescura e interés, terminando por caer la historia en demasiados lugares comunes que nos remiten a los habituales thrillers de mafiosos con esas luchas de poder entre dos bandas que buscan controlar la prostitución y la droga en las calles de la ciudad. Que en un momento determinado de uno de los episodios suene una ópera ya me parece demasiado obvio, estamos en Luxemburgo no ante las mafias italio-americanas retratadas por Coppola o Scorsese.

Así que nada nuevo en el horizonte y, lo que es peor, la concepción que tiene de los personajes y de su manera de relacionarse ha quedado bastante viejuna con el tópico del proxeneta enamorado de una prostituta o la discutible descripción que se hace de los personajes femeninos siempre efectuada desde una óptica masculina que va más allá de reflejar el entorno machista de los locales de striptease (spoiler: sin entrar en demasiados detalles de la trama, todas las mujeres o son malvadas o son las tontas que se enamoran de los «malos», falta darles una mayor dimensión emocional).

La ciudad le sienta mal a ‘Capitani’

Por otro lado, siendo capítulos de corta duración que nunca superan los 40 minutos, el ritmo es plomizo, falta acción e intriga por doquier y, por muy enrevesada que se quiera presentar la conexión entre las distintas subtramas, resulta demasiado evidente qué personajes son los que están involucrados con los asesinatos. Cero sorpresas. Es una lástima que se desaproveche, por ejemplo, el trasfondo social que se apunta mediante los inmigrantes ilegales africanos que llegan a Europa para trabajar como «camellos» o prostitutas, mientras sobreviven hacinados en pisos patera en condiciones infrahumanas bajo el yugo de las mafias que los controlan.

También acaba siendo un macguffin que las primeras muertes se asocien a un ritual de vudú nigeriano, algo que hubiera dado un impulso novedoso a la investigación, pero todas esas referencias sociales y culturales quedan licuadas bajo una investigación rutinaria que acaba produciendo somnolencia. El ya de por sí hermético Luc Capitani aquí incrementa su antipatía con una deriva autodestructiva de consumo de alcohol y drogas, atormentado por asuntos de su pasado reciente, más efectista que efectiva, al igual que ese final fincheriano metido con calzador. Así pues, la segunda temporada de Capitani no consigue acaparar nuestra atención como sí lo hizo durante la primera sesión, convirtiéndose ahora en un producto policíaco de lo más anodino tan solo recomendable para fanáticos consumidores de este género.

 

Listado de episodios de ‘Capitani’ (Temporada 2)

La segunda temporada de la serie luxemburguesa Capitani está compuesta por 12 episodios de entre 27 y 38 minutos cada uno.


¿Qué te ha parecido esta serie?

Capitani (Temporada 2)

5.5

Puntuación

5.5/10

4 comentarios en «Crítica de ‘Capitani (Temporada 2)’: Los bajos fondos de Luxemburgo»

  • el 13 julio, 2022 a las 02:23
    Enlace permanente

    la serie es mala , con malas actuaciones y muy predecible

    Respuesta
  • el 14 julio, 2022 a las 16:06
    Enlace permanente

    Me gustó, por ver escenarios diferentes, idioma diferente, para mí todo fué refrescante, lo de problemas personales no resueltos si me pareció un cliché. Pero el final estupendo! Me gustaría ver más de Capitani y su hermana.

    Respuesta
    • el 14 julio, 2022 a las 18:45
      Enlace permanente

      Yo me quedo con la primera temporada que me pareció muy chula, si hay una tercera espero que escojan ese camino de nuevo, el personaje de Capitani tiene margen para seguir desarrollándose. Gracias por visitar y comentar en ‘No es cine todo lo que reluce’!!!

      Respuesta
  • el 20 julio, 2022 a las 23:55
    Enlace permanente

    Uf, pues no está mal para estas noches de insomnio,… me ha entrado una somnolencia con el primero que creo tengo serie de “cabecera” para estas noches. Lastima desaprovechar la frescura de su primera temporada y hacer una serie que poco aporta y realmente podría llamarse de cualquier manera por la escasa relación que mantiene con su predecesora. Gracias por crítica!

    Respuesta

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: