Crítica de ‘Capitani’: El pueblo de los mentirosos

Las críticas de Daniel Farriol:
Capitani
 
Capitani es una serie policíaca luxemburguesa creada por Thierry Faber, dirigida por Christophe Wagner y co-escrita por ambos junto a Eric Lamhene. Los tres ya trabajaron juntos en la serie Comeback. El detective de policía Luc Capitani se desplaza hasta la población de Manscheid, al norte de Luxemburgo, donde acaba de aparecer el cadáver de una adolescente en medio del bosque. La investigación revelerá que el pueblo está lleno de secretos y mentiras. Está protagonizada por Luc Schiltz, Sophie Mousel, Claude De Demo, Joe Dennenwald, Konstantin Rommelfangen, Jules Werner, Jil Devresse, Julie Kieffer, Brigitte Urhausen y Timo Wagner. La primera temporada de la serie se distribuye en España a través de Netflix desde el día 11 de Febrero de 2021.
 

Un punto de partida clásico para una serie policíaca

Nos llega desde Luxemburgo esta entretenida serie policíaca cuya característica principal es la corta duración que tienen sus episodios, algo ideal para nuestras maratones seriéfilas. Capitani parte de una situación bastante habitual en el género. Un detective de homicidios, con un pasado turbulento, arriba a un pequeño pueblo donde ha aparecido el cadáver de una adolescente de 15 años. Lo que en principio parece una investigación sencilla se irá complicando ante el hermetismo de los lugareños, cada uno de ellos parece guardar sus propios secretos. El policía de ciudad deberá asociarse con algunos policías locales que no están acostumbrados a tratar con casos de esa envergadura. Sin embargo, considera que pueden serle útiles para conseguir información de la gente de un pueblo donde todos se conocen. Sus dos grandes aliados durante la investigación serán un bocachancla metepatas y una joven tan valiente y audaz como a veces imprudente.
 
La chica muerta tiene una hermana gemela que, en ese momento, se halla desaparecida, así que se iniciará una búsqueda contrarreloj para hallarla con vida. Como suele suceder en estas series policíacas, nada ni nadie son lo que parecen y nos esperarán multitud de sorpresas. A medida que avancen los capítulos de esta primera temporada descubriremos que hay más gente de la prevista implicada en el caso, ya sea de forma directa o indirecta. La trama se irá complicando y se nos irán desvelando las relaciones existentes entre los distintos personajes, así como algunas mentiras que transforman los hallazgos en pistas falsas. Las ramificaciones de la historia alcanzarán desde lo personal a lo político, incorporando intereses relacionados con las drogas, el sexo o simplemente las emociones. Cada capítulo de apenas 30 minutos añade un potente cliffhanger al final, otorgando a la serie un ritmo ágil y adictivo que está por encima de las convenciones que podamos encontrar a lo largo de la trama.

La combinación de lo sórdido con lo cotidiano

El protagonista es el detective Luc Capitani, interpretado por Luc Schiltz. Es un policía expeditivo y con cara de pocos amigos que puede caer un poco antipático por su constante actitud de “sobrado”. No parecen tenernos a los españoles en mucha estima allá por Luxemburgo. En una conversación informal el policía le espeta a una mujer con la que mantuvo un romance “para ti en España todo huele a perro muerto”, al rememorar un viaje romántico que hicieron por nuestra tierra. Más allá de la anécdota, su actitud con los lugareños es bastante condescendiente y, por momentos, irritante.
 
Por contra, el retrato de los distintos personajes de la gente del pueblo saca partido a esas diferencias culturales y sociales, sin caer en el estereotipo simplón. Eso permite intercalar algunas pinceladas cómicas dentro de una intriga puramente noir. Los guiones están bien estructurados y la puesta en escena es sencilla, pero muy efectiva. Se consigue una atmósfera bastante particular que armoniza lo sórdido con lo cotidiano. Hay escenas que nos conducen a través de la impenetrable oscuridad del bosque donde sucede el crimen inicial para pasar acto seguido a los típicos cotilleos de los vecinos haciendo cola en la panadería del pueblo. Estas transiciones tan polarizadas acaban siendo muy curiosas.
  
Los lugares comunes y algunos giros previsibles que aparecen se sortean con solvencia, nunca perderemos el interés en la trama. Capitani es una serie que, sin inventar nada nuevo, seguro que ofrecerá un buen divertimento a todos los buscadores de intrigas policíacas y criminales. El gran éxito que cosechó la serie en su país de origen, ha hecho confirmar la realización de una segunda temporada. Por lo que cuentan, esta vez la acción se trasladará a la capital y propiciará un salto temporal que situará al mismo protagonista varios años después de lo acontecido en esta temporada.    
 

Listado de episodios

La primera temporada de la serie luxemburguesa Capitani está compuesta por 12 episodios de entre 24 y 32 minutos cada uno.

 

¿Qué te ha parecido esta serie?

Capitani

6.8

Puntuación

6.8/10

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: