Crítica de ‘Solo asesinatos en el edificio‘. Temporada 2: Igual de fresca y encantadora

Las críticas de David Pérez «Davicine»:
Solo asesinatos en el edificio. Temporada 2

La primera temporada de Solo asesinatos en el edificio nos presentaba a tres extraños que compartían la obsesión por los crímenes reales y de repente se veían envueltos en uno al investigar la misteriosa muerte de un vecino en su edificio de Nueva York. La segunda temporada comienza justo donde nos dejaron en el último episodio de la temporada anterior. Creada por Steve Martin y John Hoffman, su reparto está encabezado por Steve Martin, Martin Short y Selena Gomez. La segunda temporada de la serie se estrena el 28 de junio de 2022 en Disney+, y tras el lanzamiento de sus dos primeros episodios continúa a ritmo de un nuevo episodio semanal.

Misterio sin resolver

Tal y como comenté con su primera temporada, recuperando la esencia de las novelas criminales que tan buenos momentos nos han dado, y de las que tantas adaptaciones cinematográficas han visto la luz, Solo asesinatos en el edificio es una serie atractiva y adictiva, con un reparto increíble y una combinación de thriller y humor que hace que nos enganchemos episodio tras episodio.

A los vecinos del Upper West Side Charles, Oliver y Mabel les une su pasión por los crímenes reales. Cuando un residente de su edificio muere, el trío decide resolver el misterio y grabar un podcast relatándolo. Los tres documentan el caso desentrañando los complejos secretos del edificio que se remontan a años atrás. Este trío no tardará en darse cuenta de que un asesino podría vivir entre ellos por lo que deberán apresurarse en descifrar las pistas antes de que sea demasiado tarde.

El final de la primera temporada terminaba por todo lo alto adelantando lo que sería el caso central de este regreso, y es que el último episodio nos dejaba a Mabel como la supuesta asesina de la némesis del trío, la administradora del edificio, Bunny Folger, por lo que la segunda temporada rápidamente hace que los investigadores del crimen se conviertan en los principales sospechosos de esta espeluznante muerte. Así comienza una carrera contrarreloj para que nuestros héroes desenmascaren al asesino, manteniendo el mismo nivel de diálogos inteligentes que confiábamos volver a tener.

Una temporada autorreferencial

Steve Martin y John Hoffman han creado una serie de comedia alegre y encantadora, una sorprendente versión del género de podcasts sobre crímenes verdaderos ambientada en un ficticio edificio de apartamentos lo suficientemente exclusivo como para que sus inquilinos tengan un gran nivel económico, aunque no todos pasen por su mejor momento.

Entre sus habitantes volvemos a encontrarnos al director de teatro de capa caída Oliver (Martin Short) y al reconocido actor Charles (Steve Martin), protagonista de una serie procedimental de larga duración, que recupera la fama gracias al podcast que resultó ser todo un éxito en su primera temporada. Junto a ellos tenemos a Mabel (Selena Gomez), una chica demasiado joven y con poca apariencia de poder encajar en ese edificio pero, a pesar de las diferencias sustanciales entre los tres, la aparición de un cuerpo en su edificio y su afición a escuchar un podcast de crímenes hace que se junten para llevar a cabo su propia investigación y su propio podcast.

Una vez sentada las bases de la serie, en esta segunda temporada pueden continuar ampliando las intrigas y sucesos sin necesidad de presentar personajes, pues ya conocemos tanto al trio protagonista como a sus vecinos. Lo que quizás sucede en exceso es que tenemos una cantidad ingente de bromas relativamente tontas sobre estar ante una secuela, en este caso de su podcast, pero claramente autorreferencial de la serie, provocando que haya una gran dependencia del guion a la hora de burlarse de si misma.

Cómicos de ayer y de hoy

Steve Martin y Martin Short recuperan esos papeles que tanta fama les dieron en su momento, pero dada la época en la que vivimos les satirizan con personajes cómicos de la tele de los 80 y con lo difícil que es mantenerse en lo más alto cuando algunos te consideran una reliquia. Steve Martin muestra lo versátil que es y todas las habilidades que se guarda bajo la manga, aunque no menos importante es el papel de Short, pero ciertamente no han desarrollado tanto su personaje como para permitirle sacar tanto provecho, siendo quizás el personaje más caricaturesco de todos, y que para colmo parece haberse vuelto dependiente de las bravuconerías y la comedia física, obviamente por exigencia del guion, pero desentonando con el humor de sus compañeros.

Aunque la serie cuente con dos leyendas del humor como Martin y Short, Selena Gomez es capaz de ser el centro de atención de muchas escenas, lo cual parecía difícil estando al lado de estos dos iconos. Las grandes escenas de los dos veteranos actores no nos sorprenden, pues sabemos de lo que eran capaces y alegra tengan la oportunidad de trabajar de nuevo en una gran producción para un gran público, pero el papel de Gomez sí que nos sorprendió en su primera temporada al mostrarse como una millennial de patente inexpresividad pero dando vida a un personaje cargado de melancolía aunque no por ello incapaz de relucir en las escenas cómicas. Ahora, los tres continúan en la misma línea de sus personajes, ya establecidos y conocidos por nosotros, y se pueden centrar en el caso en cuestión del que son sospechosos.

Si la primera temporada tuvo como cameo más significativo el de Sting, esta temporada tenemos de nuevo cameos de lujo desde su primer capítulo, aunque la llegada de Amy Schumer por el momento no parece que sea para dar mayor profundidad al guion sino que sentimos que es un reclamo a nivel de reparto además de un guiño consciente de su bis cómica. También nos presentan a Cara Delvingne como un posible interés amoroso para Mabel, aunque esta decisión de reparto de nuevo luce como reclamo más que por su capacidad interpretativa, sobre todo al lado de algunos de los pesos pesados de la comedia de todos los tiempos, no solo por los citados sino también por la agradable presencia de Shirley MacLaine.

A pesar de algunas incongruencias en el guion, Solo asesinatos en el edificio demuestra con su segunda temporada seguir siendo una serie fresca y encantadora con tres grandes actores al frente del reparto, que regresa con un nuevo misterio capaz de enganchar de nuevo al espectador acostumbrado a series de crímenes, funcionando como serie de misterios y como parodia de este género.


Listado de episodios de Solo asesinatos en el edificio

La segunda temporada de la serie Solo asesinatos en el edificio está compuesta por 10 episodios de unos 37 minutos de duración cada uno.

Episodio 1. Personas de interés (37 min)


¿Qué te ha parecido la serie?

Solo asesinatos en el edificio

7.8

Puntuación

7.8/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
A %d blogueros les gusta esto: