Crítica de ‘Solo asesinatos en el edificio‘: Misterio y humor para toda la familia

Las críticas de David Pérez “Davicine”:
Solo asesinatos en el edificio

Solo asesinatos en el edificio sigue a tres extraños que comparten la obsesión por los crímenes reales y de repente se ven envueltos en uno al investigar la misteriosa muerte de un vecino en su edificio de Nueva York. Creada por Steve Martin y John Hoffman, su reparto está encabezado por Steve Martin, Martin Short y Selena Gomez. La serie se estrena el 31 de agosto de 2021 en Disney+, y tras el lanzamiento de sus dos primeros episodios continúa a ritmo de un nuevo episodio semanal.

Misterios sin resolver

Recuperando la esencia de las novelas criminales que tan buenos momentos nos han dado, y de las que tantas adaptaciones cinematográficas han visto la luz, Solo asesinatos en el edificio es una serie atractiva y adictiva, con un reparto increíble y una combinación de thriller y humor que hace que nos enganchemos episodio tras episodio, aunque debamos dosificarnos al estrenarse poco a poco.

A los vecinos del Upper West Side Charles, Oliver y Mabel les une su pasión por los crímenes reales. Cuando un residente de su edificio muere, el trío decide resolver el misterio y grabar un podcast relatándolo. Los tres documentan el caso desentrañando los complejos secretos del edificio que se remontan a años atrás. Este trío no tardará en darse cuenta de que un asesino podría vivir entre ellos por lo que deberán apresurarse en descifrar las pistas antes de que sea demasiado tarde.

El edificio indiscreto

Steve Martin y John Hoffman han creado una serie de comedia alegre y encantadora, una sorprendente versión del género de podcasts sobre crímenes verdaderos ambientada en un ficticio edificio de apartamentos del West Side lo suficientemente exclusivo como para que sus inquilinos tengan un gran nivel económico, aunque no todos pasen por su mejor momento. Entre sus habitantes nos encontramos al director de teatro de capa caída Oliver (Martin Short) y al reconocido actor Charles (Steve Martin), protagonista de una serie procedimental de larga duración, pero que ya ha caído en el olvido. Junto a ellos tenemos a Mabel (Selena Gomez), una chica demasiado joven y con poca apariencia de poder encajar en ese edificio pero, a pesar de las diferencias sustanciales entre los tres, la aparición de un cuerpo en su edificio y su afición a escuchar un podcast de crímenes hace que se junten para llevar a cabo su propia investigación y su propio podcast.

El Arconia es un edificio señorial de esos en los que las personas viven apiladas unas encima de otras, compartiendo ascensor y servicios comunes, pero en absoulto interactuando entre ellos como para poder sentir pena por un vecino que aparentemente se ha suicidado. De hecho, la soledad es lo que marca a casi todos sus habitantes, quienes viven ensimismados en si mismos y con un gran interés por cotillear lo que pasa fuera de sus puertas. La soledad no solo la vemos gracias a sus personajes, sino que han conseguido crear una ambientación ideal para recrear la elegancia y la soledad de estos apartamentos.

Solo asesinatos en el edificio no engaña con su título como ya he indicado, refiriéndose a los detectives aficionados que solo investigarán asesinatos que sucedan en su hogar, y rara vez salimos del Arconia, teniendo lugar gran parte de la acción en este mismo lugar. Esa idea la vemos incluso en los animados créditos de apertura que nos muestran la fachada del edificio, viendo a los diferentes vecinos y evocándonos al clásico de Alfred Hitchcock La ventana indiscreta.

Cómicos clásicos para una serie muy actual

En esta época donde la radio ha cedido el paso a los podcasts, consiguen crear con acierto la idea de poner algo moderno como punto de unión de tres personas tan diferentes, algunas de las cuales, como Charles y Oliver, no parecen estar muy actualizados a la hora de gestionar las redes sociales y la informática. Ese choque entre lo antiguo y lo moderno es el complice perfecto para la trama, capaz de hacernos esbozar más de una sonrisa.

Steve Martin y Martin Short vuelven a la pequeña pantalla para recuperar esos papeles que tanta fama les dieron en su momento, pero dada la época en la que vivimos les satirizan con personajes cómicos de la tele de los 80 y con lo difícil que es mantenerse en lo más alto cuando algunos te consideran una reliquia. Steve Martin es quien tiene más margen de lucimiento, mostrando lo versatil que es y todas las habilidades que se guarda bajo la manga, aunque no menos imprtante es el papel de Short, pero ciertamente no han desarrollado tanto su personaje como para permitirle sacar tanto provecho, siendo quizás el personaje más caricaturesco de todos.

Aunque la serie cuente con dos leyendas del humor como Martin y Short, lo cual me alegra especialmente por la gran cantidad de momentos que me han hecho vivir con sus películas, Selena Gomez es capaz de ser el centro de atención de muchas escenas, lo cual parecía difícil estando al lado de estos dos iconos. Las grandes escenas de los dos veteranos actores no nos sorprenden, pues sabemos de lo que eran capaces y alegra tengan la oportunidad de trabajar de neuvo en una gran producción para un gran público, pero el papel de Gomez sí que sorprende al mostrarse como una millennial de patente inexpresividad pero dando vida a un personaje cargado de melancolía aunque no por ello incapaz de relucir en las escenas cómicas.

La química entre ellos, tanto en parejas como en trío, es lo que hace que esta serie enganche, sobre todo al haber sido capaces de crear una buena historia de fondo para cada uno de ellos, y sus interacciones y choques de personalidades están perfectamente conseguidos, no sólo por sus interpretaciones sino por sus maravillosas líneas de diálogo.

Junto a estas tres grandes estrellas tenemos un amplio repertorio de actores de reparto, pero también invitados y cameos geniales que es mejor no desvelar para no quitar la sorpresa a los espectadores, pero se nota que nadie ha querido faltar a una serie que a buen seguro se sabía iba a funcionar muy bien antes incluso de su estreno.

Solo asesinatos en el edificio es una serie alegre y encantadora con tres grandes actores al frente del reparto, con un misterio capaz de enganchar al espectador acosumbrado a series de crímenes, resultando perfecta como serie de misterios pero también como parodia y sátira.


Listado de episodios de Solo asesinatos en el edificio

La serie Solo asesinatos en el edificio está compuesta por 10 episodios de unos 30 minutos de duración cada uno.
 

Episodio 1. Crímenes reales (35 min)


¿Qué te ha parecido la serie?

Solo asesinatos en el edificio

8

Puntuación

8.0/10

David Pérez "Davicine"

Informático de profesión, cinéfilo de afición. Bloguero, tuitero y todo lo que me permita comunicarme. En mis ratos libres escribo en esta web, y me dejo ver en RTVCyL. Twitter e IG: @davicine79.

Deja un comentario (si estás conforme con nuestra Política de Privacidad)

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido.
A %d blogueros les gusta esto: